El rey Felipe VI saluda al jeque Mohamed Bin Zayed Al Nahyan, este domingo en Abu Dabi. / EFE/Vídeo: E. P.

El rey emérito tiene previsto viajar a España el 21 de mayo

Don Juan Carlos visitará a su hijo la próxima semana en Zarzuela, tras haberlo acordado en la conversación telefónica que mantuvieron con motivo del desplazamiento de Felipe VI a Abu Dabi

R. GORRIARÁN Madrid

21 de mayo. Es la fecha señalada para el regreso del Rey emérito a España tras dos años residiendo en Emiratos Arabes Unidos. Galicia será el primer destino de don Juan Carlos, ya que está previsto que pase el fin de semana en Sansenxo (Pontevedra), según ha adelantado el periodista Fernando Ónega en Onda Cero.

Tras pasar el fin de semana en Galicia, está previsto que el rey se traslade a Madrid para ser recibido en La Zarzuela. Allí se verá con el resto de la familia real, tal y como había solicitado don Juan Carlos en varias ocasiones. El monarca emérito ya había anunciado que su intención, una vez archivadas las investigaciones abiertas por la Fiscalía del Tribunal Supremo, era regresar, aunque no será para instalarse. Don Juan Carlos, que en enero cumplió 84 años, residirá en Abu Dabi «de forma permanente y estable» pero visitará España de manera frecuente.

Un regreso que tendrá lugar después de que Felipe VI hablase este domingo por teléfono con su padre durante la visita que hizo el Rey a Abu Dabi para transmitir a las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos sus condolencias por el fallecimiento del jeque Jalifa bin Zayed.

En el programa de su breve visita no figuraba un encuentro, pese a encontrarse ambos en la misma ciudad. Pero la Casa del Rey informó a media tarde que «dadas las características de la ceremonia, don Felipe ha hablado por teléfono con el rey Juan Carlos, y han quedado en verse en Madrid cuando don Juan Carlos venga a España». La Zarzuela no informó del contenido de la charla, pero es más que posible que abordaran el regreso del emérito.

La charla telefónica se produjo después de que el Rey transmitiera su pésame al jeque Mohamed Bin Zayed, nuevo presidente del país y anfitrión personal de Juan Carlos de Borbón, y antes de que tomara el avión de vuelta a Madrid. Felipe VI coincidió en Abu Dabi con los presidentes de Francia y Turquía, los reyes de Bélgica y de los Países Bajos, así como el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Es la primera vez que la Zarzuela confirma una conversación entre padre e hijo aunque es bastante probable que haya habido otras que no han trascendido en los 17 meses transcurridos desde que el rey emérito se instaló en el país árabe.

Felipe VI nunca ha ido a ver a su padre desde que el 3 de agosto de 2020 se trasladó a los Emiratos. El rey emérito salió de España en un momento que arreciaban las informaciones sobre su fortuna oculta. Una situación que, según el comunicado emitido entonces por la Casa Real, aconsejaba «trasladarse, en estos momentos, fuera de España».

Durante este tiempo, Juan Carlos de Borbón ha recibido las visitas de sus hijas, las infantas Elena y Cristina. La última vez que se le vio rodeado de su familia fue esta Semana Santa con sus hijas y casi todos sus nietos, solo faltó Felipe Froilán. No estuvo la reina Sofía, que tampoco, o al menos no ha trascendido, ha viajado a ver a su marido en estos 17 meses.

Negociaciones

El rey emérito ya ha anunciado que su intención, una vez archivadas las investigaciones abiertas por la Fiscalía del Tribunal Supremo, es regresar a España aunque no será para instalarse de forma definitiva.

En la conversación que mantuvieron este domingo, de acuerdo al comunicado de la Casa del Rey, no fijaron una fecha para el encuentro. Esta es una de las cuestiones que negocian desde hace semanas la Zarzuela y el entorno del rey emérito, así como su lugar de residencia. El palacio de la Zarzuela está descartado.

Juan Carlos de Borbón nunca ha tenido obstáculos legales para residir en España, pero ahora hay aún menos razones porque ya no tiene ninguna causa judicial en España después de que la Fiscalía del Tribunal Supremo archivara las tres investigaciones que tenía abiertas. Tampoco en Suiza, donde también se archivó la investigación del fiscal Ives Bertossa sobre la donación de 65 millones de euros de Arabia Saudí. Solo tiene pendiente el procedimiento en un tribunal de Londres con la denuncia por acoso de su examante Corinna Larsen.