David Madí, uno de los detenidos, durante su etapa como director de campaña de CIU / Efe

Soler, Madí y Vendrell, cerebros en la sombra del 1-O

Los tres integraban el estado mayor del 'procés'

CRISTIAN REINO

La Guardia Civil, bajo la tutela del juzgado de instrucción número 1 de Barcelona, ha detenido esta mañana a una veintena de personas presuntamente relacionadas con la creación de Tsunami Democrático, con casos de corrupción y con la financiación de la estancia de Carles Puigdemont en Waterloo. Fuentes del TSJC han señalado esta mañana que se han practicado 31 entradas y registros por delitos relacionados con la corrupción y/o desórdenes públicos. Parte de un caso muy antiguo, de 2016, que arranca en la investigación de un presunto delito de corrupción en la Diputación de Barcelona, cuando estaba gobernaba por la antigua Convergència.

Entre los investigados hay tres empresarios que son figuras clave del 'procés' secesionista. Es el caso de David Madí, Xavier Vendrell y Oriol Soler. Todos ellos han estado durante años en lo que se conoce la cocina independentista. Desde la sombra, jugaron un papel decisivo en la organización del referéndum ilegal del 1-O. Eran miembros del estado mayor que dirigía el 'procéso junto a los miembros del Govern y de las plataformas independentistas. Su creación surgió en los meses previos a la celebración del 1-O. El referéndum estaba encallado por la guerra entre Carles Puigdemont y Oriol Junqueras. La creación del estado mayor, en la sombra, permitió que el entonces presidente de la Generalitat y el exvicepresidente limaran diferencias y la votación pudiera salir adelante.

Soler es empresario, muy relacionado con Òmnium Cultural. Su pareja es vicepresidenta de la entidad. Fue uno de los impulsores del diario 'Ara'. Es uno de los cerebros del independentismo. Empresario editorial, en su día fue una figura muy próxima a ERC. Dirigió la campaña de Junts pel Sí (la coalición que formaron CDC y ERC) y fue uno de los artífices del pacto que descabalgó a Artur Mas y propició el pacto con la CUP para que Puigdemont fuera investido presidente de la Generalitat. En su día se reunió con Julián Assange en la embajada de Ecuador en Londres. Denunció que el CNI filtró la reunión.

David Madí, por su parte, ha sido un dirigente nacionalista que ha estado siempre en la sombra, siempre en el centro derecha soberanista, en su día en la antigua Convergència y más tarde en JxCat. Era del núcleo de confianza de Mas, junto a Francesc Homs, Oriol Pujol o Germà Gordó. Dirigió tres campañas electorales de CiU. Fue de los impulsores de las protestas secesionistas durante los Juegos de Barcelona de 1992. Tiene una relación estrecha también con Jordi Sànchez, secretario general de JxCat y expresidente de la ANC. Ha trabajado en Telefónica y Endesa. Xavier Vendrell, por su parte, tiene una empresa de exportación. Fue dirigente de ERC y consejero en el Gobierno del tripartito presidido por Pasqual Maragall. Fue miembro de Terra Lliure. Se le atribuyó un papel clave en la impresión de las papeletas del 1-O y en su ocultación.

El alto mando del 'procés estaba formado por los miembros del Govern: Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull, Joaquim Forn, Carles Mundó. También estaba integrado por los de las entidades sociales, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. Además de los dirigentes de los partidos, tanto el PDeCAT como ERC: Artur Mas, Marta Pascal, David Bonvehí y Marta Rovira. Y junto a ellos, estaban los tres empresarios detenidos esta mañana, que hasta la fecha no habían sido investigados en relación al 'procés'. También ha sido detenido Xavier Vinyals, que integraba aquel sanedrín y que es presidente de la Plataforma Proselecciones Deportivas Catalanas.