Sánchez admite que la tarea de gobernar será «compleja»

30/12/2019

El jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, ha admitido este lunes que será "compleja" la gobernabilidad en esta legislatura porque no tienen mayoría parlamentaria, pero ha dicho que sí que tienen algo "valioso" y es la "voluntad de hacer camino al andar" y dialogar. "Lo vamos a hacer con un solo gesto, el gesto de hablar", ha enfatizado.

El presidente del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, ha situado este lunes el acuerdo para un gobierno de coalición con Unidas Podemos en la voluntad de «avanzar sin dejar a nadie atrás» y en la necesidad de reivindicar la «política útil», mientras que Pablo Iglesias ha subrayado su carácter «histórico».

Sánchez y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, han presentado esta tarde en el Congreso su acuerdo programático para un gobierno de coalición, el primero en España desde se reinstauró la democracia tras el régimen franquista, de cuatro años, que obedece a la «normalidad institucional» y que, en palabras de Sánchez, será una «oportunidad para revitalizar y regenerar la política».

El documento, titulado Coalición progresista. Un nuevo acuerdo para España, recoge en 51 páginas un compendio de medidas económicas, sociales, feministas contra la corrupción y por el cambio climático, entre otras muchas, y en las que se incluye la derogación de la reforma laboral del PP o la subida del IRPF a las rentas más altas.

En su intervención, Sánchez ha destacado que el «tronco central» del acuerdo es la idea de progreso y ha destacado que el programa está pensado para hacer progresar a un país «que lo tiene todo para ser mejor y referente en multitud de ámbitos».

También esa idea de referencia fue subrayada por Iglesias, que ha asegurado que este gobierno de coalición será el Ejecutivo del «sí se puede» en cuanto a políticas sociales, medioambientales y feministas, además de «la mejor vacuna contra la extrema derecha».

Sánchez ha resaltado que el programa encara «desafíos» para hacer una España «mejor y más solidaria» y con compromisos claros y «una hoja de ruta transparente», que está en el meollo del pacto.

El candidato socialista ha querido dejar claro que en política no vale con estar: «Hay que actuar, aquí y ahora. Y el programa representa la voluntad no sólo de ser gobierno, sino también de hacer gobierno».

«No sólo vamos a compartir un consejo de ministros, vamos a compartir políticas y propuestas e ilusión por mejorar la vida de la gente» ha dicho.

Sánchez ha insistido en que el nuevo Gobierno «no se rendirá» para llevar adelante las reformas que necesita el país y ha señalado que, si prevalece el espíritu del acuerdo, la nueva legislatura será un «tiempo útil» para España.

Finalmente, el candidato ha reiterado que los gobiernos de coalición son parte de la normalidad institucional, que hay que asumir «con inteligencia, generosidad y con vocación de compartir el poder».

Sánchez ha admitido ser consciente de que no tiene una mayoría, pero ha expresado su voluntad de forjarla «día a día, ley a ley. La voluntad de hacer camino al andar», y todo ello con el «gesto» de «hablar y debatir», por lo que ha pedido al resto de fuerzas que se sumen al desbloqueo.

Para el líder de Unidas Podemos, el objetivo del gobierno de coalición es convertir «la patria en un referente en Europa y en el mundo» en políticas de justicia social, cambio climático e igualdad de género.

A su juicio, el último periodo político ha sido «una década perdida» por la crisis, los recortes sociales y de los derechos y libertades, pero también porque el «conflicto territorial ha sido una realidad permanente muy mal gestionada por la derecha».

Tras firmar el documento programático y dar un apretón de manos a Sánchez, Iglesias ha subrayado que ambos partidos tienen ahora «la obligación» de convertir en políticas de gobierno un acuerdo que «en sí mismo es histórico».

Un programa de gobierno que, a su juicio, combina «la experiencia del PSOE con la frescura de Podemos para afrontar una etapa histórica».

El líder de Unidas Podemos ha agradecido a Sánchez y al PSOE su «enorme generosidad» para hacer posible el primer gobierno de coalición de la democracia. «Va a ser un honor que Sánchez sea nuestro presidente y compartir gobierno con los hombres y mujeres del PSOE», ha añadido.

Presentación sin periodistas

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha expresado este lunes su "enérgica" protesta por el trato a la prensa en la presentación del acuerdo programático para un gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, ya que solo han podido estar presentes los reporteros gráficos.

En el acto de esta tarde, en el que han comparecido el presidente del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en el salón Chimenea del Congreso de los Diputados, sólo se ha permitido la presencia de los reporteros gráficos, y los redactores se han tenido que quedar fuera y sin opción a hacer preguntas.

Ante esta situación, en un comunicado la APM ha recordado "una vez más" que los periodistas y los medios "tienen la función de mantener informados a los ciudadanos en cumplimiento del mandato constitucional del derecho a la información".

"El deber de los responsables políticos es someterse al escrutinio de la opinión pública a través de los medios de comunicación, en el marco del respeto a la libertad de expresión y a dicho derecho de información", ha asegurado.

Asimismo, ha insistido en que no admitir las preguntas de la prensa "significa obstaculizar el libre ejercicio del periodismo, que constituye uno de los pilares de las sociedades democráticas".

Ha recordado la APM también que el pasado 13 de diciembre ya trasladó al secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, la necesidad de que en las ruedas de prensa y comparecencias puedan efectuarse "libremente preguntas por los periodistas, dentro de los límites de lo razonable, y subrayó su posición de que #sinpreguntasnocobertura".