Rivera hará oposición firme ante los «desmanes» del Gobierno

07/05/2019

El líder de Cs, Albert Rivera, ha prometido al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que hará una oposición firme, "pero no destructiva", ante los "desmanes" que prevé que cometerá el Ejecutivo de PSOE y Podemos, y le ha ofrecido sus parlamentarios para activar el 155 en Cataluña.

Rivera, en una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa después de reunirse con Sánchez, con quien no se había entrevistado desde junio de 2017, ha asegurado que no le ha hecho falta dejar claro a Sánchez la posición de Cs en la investidura porque ya le ha trasladado que su papel está liderando la oposición.

Por eso, ha dicho, no habrá que esperar a los resultados del 26 de mayo para negociar esa investidura con el partido naranja porque "España no es un álbum de cromos, no va con alcaldías ni con las autonomías".

También en este sentido, ha rehusado responder a la invitación que le hizo ayer el líder del PP, Pablo Casado, para que se abstenga en la investidura de Sánchez.

"Bastante tiene el señor Casado con lo que tiene como para meterle el dedo en el ojo", ha dicho Rivera, quien ha asegurado estar "más preocupado por los españoles que con la crisis interna y la descomposición electoral del PP".

En cualquier caso, ha criticado que un líder político no quiera hacer algo pero pretenda decirle a otro que lo haga.

Ha insistido en erigirse en líder de la oposición ante la "descomposición" del PP, pero ya ha avanzado que la oposición de Cs será "muy distinta" a la que han ejercido el PP y el PSOE porque él lo que busca, ha asegurado, es que el país mejore no que empeore "y que sirva a España".

Y para ello, ha planteado al presidente en funciones cuatro grandes temas "que no tienen ideologías" en los que ponerse de acuerdo: primero, un Pacto de Estado por la Educación, después de que el PSOE -ha lamentado- lo "reventara" después de un año de trabajos.

Otro Pacto nacional y una comisión parlamentaria contra la despoblación, un tercer gran acuerdo en inmigración que permita regularizar a los que llegan a trabajar, pero que sea una advertencia a las mafias de que "aquí no se comercia con personas".

Por último, un pacto en materia de seguridad y lucha contra el terrorismo, mientras que en materia económica, ha recalcado que son "antagónicos" y estarán muy vigilantes en este terreno, reprochando a Sánchez que ocultara "una subida masiva de impuestos".