Puigdemont y Gabriel, en la sede europea de la ONU

19/03/2018

El expresidente de Cataluña Carles Puigdemont, la exdiputada de la CUP Anna Gabriel y el eurodiputado de Esquerra Republicana (ERC), Jordi Solé, asistieron este lunes en la sede europea de Naciones Unidas a un acto sobre los derechos humanos en la comunidad autónoma de Cataluña.

El evento, titulado “Regresión de los derechos humanos en España”, se realiza en paralelo al Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CDH), que celebra estos días su trigésimo séptima sesión ordinaria.

Puigdemont, que llegó el sábado a Ginebra y el domingo participó en el Festival de Cine y Foro Internacional de Derechos Humanos (FFIDH), tenía previsto hoy además reunirse con Gabriel para tratar de la situación catalana.

Anoche dijo en una rueda de prensa que se trataba “de una reunión privada que no está pensada para negociar nada”, aunque admitió que hablarán de la investidura y “de los pasos de llevar a Cataluña hacia la república”.

En el acto intervinieron, entre otros, el juez emérito del Tribunal Supremo (TS) José Antonio Martín Pallín, y el Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo) de Cataluña, Rafael Ribó y el vicepresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Agustí Alcoberro.

Entre el público también se encontraban las parejas de Jordi Cuixart y Joaquim Forn, Txell Bonet y Laura Masvidal, respectivamente.

Puigdemont y los exconsejeros que se fugaron con él en octubre de 2017 a Bélgica están acusados en España de los presuntos delitos de rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia en el marco del referéndum ilegal de la independencia del 1 de octubre.

Gabriel está a su vez investigada por el Supremo por presunta rebelión.

Al finalizar el debate, la anticapitalista ofreció unas declaraciones a la prensa en las que explicó las razones por las cuales eligió Suiza como lugar de residencia tras huir de la Justicia española.

“Tomar el camino del exilio responde exclusivamente a la voluntad de poner el cuerpo, el alma y la cabeza al servicio de esta denuncia de vulneración de derechos civiles y políticos por parte del Estado español, y para ayudar a contribuir para que no se produzca nunca más en ningún lugar y contra nadie”, opinó.

Reivindicó que la sede de la ONU, donde tuvo lugar el debate, es no solo “la casa de los estados, sino también tenemos que reivindicar que es la casa de la sociedad civil, de la ONG y de los defensores de derechos humanos”.

Gabriel dijo también que eligió Suiza al huir de España porque es un país “donde celebrar un referéndum es la cosa más habitual”.

“Que la gente se encuentre en las urnas para expresar su opinión es una de las bases de la democracia de este país y también es una de las razones de que estemos aquí”, concluyó.