Puigdemont a Sánchez: «El periodo de gracia termina"

28/07/2018

El presidente de la Generalitat Quim Torra y el expresidente catalán Carles Puigdemont advirtieron al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que en otoño termina el "periodo de gracia" y que el apoyo independentista en el Congreso "no es un cheque en blanco".

"Septiembre, octubre, tampoco es que pongamos un día concreto en el calendario", dijo Puigdemont, "pero es razonable pensar que tras el verano, al retomar el curso, (Sánchez) nos ilumine sobre cuál es su receta" para Cataluña.

Torra recordó que en su encuentro con Sánchez el pasado 9 de julio ya le dijo que tendrían "un otoño complicado" y reiteró que la postura de la Generalitat es "diálogo, diálogo, diálogo", sin descartar opciones como la de una "mediación" entre Gobierno y Generalitat.

Puigdemont quiso aclarar que no se trata de "condicionar" el apoyo del grupo parlamentario del PDeCAT a Sánchez, pero que es de "sentido común" esperar que "si uno presta un apoyo, se le corresponda".

"Esperamos que Sánchez aproveche el verano para hacer los deberes", añadió.

Preguntados sobre hasta que punto es condición sine qua non un referéndum de independencia para esa "receta política" que piden a Sánchez, Torra señaló que "esta legislatura va de derecho a la autodeterminación, de presos políticos y exiliados".

Puigdemont, por su parte, dijo que "la vía prioritaria", la "mejor para todos" es alcanzar "acuerdos bilaterales", si bien no aclaró si renuncia completamente a la vía unilateral como último recurso.

El expresidente huido compareció este sábado por primera vez tras su regreso a Bélgica junto a Torra y una delegación de la Generalitat que ahora dirige otra exconsejera huida, Meritxell Serret.

En una rueda de prensa con gran presencia de medios internacionales, Puigdemont fue preguntado por su apoyo desde Cataluña y por quién es ahora el presidente de la Generalitat.

"El presidente es Quim Torra. Es el quien gestiona (...) y quien comparece ante el Parlament", afirmó.

Tanto Serret como los exconsejeros huidos Lluís Puig, Clara Ponsatí y Toni Comín, así como los consejeros en el cargo Laura Borràs, Jordi Puigneró y Maria Àngels Chacón, recibieron a Puigdemont a su llegada.

Comín no estuvo presente en la rueda de prensa, ni tampoco se le espera esta tarde en un evento en Waterloo por el retorno de Puigdemont "por razones familiares", dijo el expresidente, en referencia al reciente fallecimiento de su hermano Pere Comín.

Gran parte de diputados del PDeCAT también viajaron a Bélgica y se les espera esta tarde en la que los independentistas llaman "la Casa de la República", un evento para celebrar el regreso de Puigdemont tras la decisión de la Justicia alemana, en la que ha anunciado su presencia y actuación el también huido rapero Valtonyc.

Puigdemont ha explicado que Bélgica "no es su última parada" pues piensa viajar "hasta el último rincón de Europa" en defensa de la "justa causa del pueblo catalán" y hasta que sean puestos en libertad todos los independentistas en prisión.

"Hoy es un día importante en el terreno político pero también en el emocional", afirmó Puigdemont, que ha explicado que ha tardado "cuatro meses y cuatro días" en llegar a Bruselas, a donde viajaba cuando fue detenido en Alemania en cumplimiento de una euroorden de detención que fue retirada el pasado jueves por el Tribunal Supremo.

El expresidente catalán, y varios de los otros exconsejeros huidos, están acusados en España de delitos de rebelión y malversación, entre otros.

Tribunales de Bélgica y Alemania han denegado sin embargo la extradición en ejecución de las euroordenes contra ellos por la totalidad de los delitos, especialmente por lo que respecta al de rebelión.

A Bélgica no han podido desplazarse finalmente algunos miembros de la Generalitat que lo tenían previsto, como los consejeros Elsa Artadi o Miquel Buch, a los que Torra ha pedido quedarse en Barcelona por la crisis del taxi.

Por último, a propósito del último congreso del PDeCAT, Puigdemont ha negado haber "retirado" la confianza a la ex coordinadora general Marta Pascal.

"No creo que haya ningún literal de que le retiré mi confianza, sino de que no tenía" la confianza, quiso aclarar el expresident de la Generalitat.

Según Puigdemont, en la convención (Pascal) "hizo lo que tenía que hacer". "Las personas que se han puesto delante hacen el trabajo que se les ha encargado de parte de los asociados del PDeCAT".

  • 1

    ¿Cree que Pedro Sánchez debe convocar elecciones este año?


    No
    Ns/Nc
    Votar Ver Resultados