Protección Civil alerta por nieve, viento y fuerte oleaje el fin de semana

23/03/2018

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior ha emitido un aviso ante la previsión de fuerte temporal marítimo, vientos intensos en tierra y nevadas durante el fin de semana que afecta a toda la península, Baleares, Ceuta y Melilla.

Según las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el sábado se espera que el viento afecte de manera generalizada a toda la península, Baleares y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, con rachas de hasta 110 kilómetros por hora en el litoral norte y de 90 kilómetros por hora en el este.

Protección Civil recomienda asegurar puertas, ventanas y cualquier objeto que pueda caer a la vía pública, así como alejarse de cornisas, árboles, muros, edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse.

En carretera, recuerda extremar la precaución en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido, así como prestar atención a la posible presencia de obstáculos en la vía.

La Aemet prevé que el temporal marítimo afecte a toda la costa, con especial incidencia en el Cantábrico, donde las olas pueden superar los 9 metros de altura, y en el Mediterráneo, donde alcanzarán los 4 metros.

Ante esta situación, Protección Civil aconseja alejarse de la playa y lugares bajos que puedan verse afectados por las elevadas mareas y oleajes, evitar estacionar los vehículos en esas zonas y no poner en riesgo la vida por captar imágenes espectaculares.

Ante la previsión de nevadas en los sistemas montañosos, más intensas en la Cordillera Cantábrica por encima de 800 metros y con acumulaciones de hasta 38 centímetros en 24 horas, recomienda viajar con cadenas o neumáticos de invierno, ropa de abrigo y teléfono móvil con batería y/o cargador de automóvil.

Asimismo, revisar los neumáticos y el nivel de anticongelante y líquido de frenos y llenar el depósito de la gasolina antes de emprender el viaje.

En caso de quedar atrapado en la nieve, permanecer en el coche con la calefacción puesta, renovar cada cierto tiempo el aire y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.