Borrar
Iñigo Urkullu, candidato del PNV a la reelección como lehendakari EFE
La campaña electoral echa el cierre sin perder de vista los rebrotes

La campaña electoral echa el cierre sin perder de vista los rebrotes

Los departamentos de Sanidad de Galicia y País Vasco prohíben ir a votar a los cerca de 450 contagiados de Covid-19

Viernes, 10 de julio 2020, 10:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

 La campaña electoral en Galicia y el País Vasco bajó este viernes el telón tras quince días en los que las mascarillas, la distancia interpersonal y los codazos se han convertido ya en algo habitual. Este domingo hay mucho en juego y los principales líderes nacionales quisieron acompañar en el final de la carrera a sus respectivos candidatos para tratar de arañar los últimos votos. Pero nadie duda a estas alturas de que los electores renovarán su confianza en Alberto Núñez Feijóo e Iñigo Urkullu.

El presidente de la Xunta, avalado por su gestión de la pandemia, estaría a punto de conseguir su cuarta mayoría absoluta e igualar la gesta de Manuel Fraga. El lehendakari, en cambio, volvería a necesitar de los socialistas para formar Gobierno pero estaría cerca de obtener su mejor resultado en casi cuatro décadas. Una victoria que tan solo se podría ver empañada por los rebrotes de coronavirus que se han dado en los últimos días en ambas comunidades y que podrían alentar al fantasma de la abstención.

«Que nadie interfiera en el derecho fundamental al voto», reclamó Núñez Feijóo, que llamó a todos los gallegos a votar libremente, «con seguridad y tranquilidad» y decidir con su voto el futuro de Galicia para los próximos cuatro años. En el PP hay malestar por el uso que, a su juicio, ha hecho el PSOE del brote de coronavirus en A Mariña, en Lugo, con algo más de 250 casos positivos, y que obligó a confinar a unas 71.000 personas, aunque no hay ningún ingreso en la UCI y los populares lo dan por «controlado».

Desde la Consejería gallega de Sanidad, se recordó que las personas que tienen síntomas no pueden ir a votar mañana, pero que para el resto de ciudadanos la jornada electoral ofrece «todas las garantías». El mismo llamamiento que hizo la responsable de Salud del País Vasco, Nekane Murga, que explicó que unas 200 personas, no solo del brote de Ordizia, con infección activa de Covid-19 no podrán votar y que los contactos estrechos con PCR negativa y que están en aislamiento preventivo lo deberán hacer con medidas de «extrema» seguridad.

El aumento de contagios en los últimos días inquieta al Ejecutivo de Urkullu que lanzará en breve una nueva campaña de concienciación sobre el uso de las mascarillas. Aún así, el lehendakari, que estuvo acompañado por el presidente del PNV, Andonio Ortuzar, en el cierre de campaña en Bilbao, animó a los vascos a acudir a las urnas porque «votar es seguro y es más importante que nunca».

Apoyo nacional

Hasta Ermua primero y Vitoria después, se trasladó el líder del PP, Pablo Casado, para arropar por sexta vez a su candidato Carlos Iturgáiz y hacer una última llamada a «aglutinar» el voto de centroderecha en la coalición PP+Cs para tener un grupo «fuerte e influyente», a pesar de que todas todas las encuestan auguran un resultado peor que en 2016, cuando donde obtuvo nueve escaños. También el secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, viajó hasta Euskadi, donde el aire demoscópico tampoco sopla a favor de la aspirante morada Miren Gorrotxategi, que podría caer hasta el cuarto puesto del arco parlamentario.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cedió el testigo del cierre de la campaña al ministro y secretario de Organización del PSOE, José LuisÁbalos, quien acompañó al candidato gallego, Gonzalo Cabllero, y la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, que hizo lo propio con Idoia Mendia en San Sebastián.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios