El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. / efe

Los últimos presidentes del Govern, espiados en el 'procés'

El independentismo reaccionó este lunes con la máxima contundencia contra el Gobierno central tras conocer que una sesentena de dirigentes independentistas fueron espiados entre 2017 y 2020

CRIATIAN REINO Barcelona

El independentismo reaccionó este lunes con la máxima contundencia contra el Gobierno central tras la publicación por parte de la revista norteamerciana 'The New Yorker' de que una sesentena de dirigentes independentistas fueron espiados entre 2017 y 2020. Entre los políticos que tenían sus teléfonos pinchados a través del software Pegasus, de fabricación israelí y que solo pueden adquirir los gobiernos de los estados, figuran los últimos presidentes de la Generalitat, Artur Mas, Quim Torra y Pere Aragonès.

El nombre de Carles Puigdemont no aparece en la información de la revista, pero sí todo su entorno, desde sus abogados, a su mujer y sus más estrechos colaboradores. En total son más de 60 personas, entre ellas la presidenta del Parlament, Laura Borràs, y su antecesor, Roger Torrent, así como los líderes de la ANC y Òmnium o dos dirigentes de EH Bildu como Arnaldo Otegi y Jon Iñarritu.

Puigdemont habló de que estamos ante un «nuevo GAL». «Nos persiguen por tierra, mar y aire», según Borràs. El actual presidente de la Generalitat, que habría sido espiado durante su etapa como vicepresidente, durante el mandato de Quim Torra, exigió «transparencia» al Gobierno central, «asunción de responsabilidades» y «llegar hasta el final». El Govern catalán en pleno comparecerá esta tarde desde el Palau de la Generalitat para valorar el «caso de espionaje». Desde Bruselas, Puigdemont y Oriol Junqueras, junto a otras «víctimas de esta trama», anunciarán las medidas que tienen previsto adoptar.