Homenaje en Las Ramblas a las víctimas de los atentados de Barcelona / Quique García

Los tres acusados de la célula que atentó en Cataluña, a juicio

La Audiencia Nacional descarta imputarles los 16 asesinatos porque no conocían los planes de los terroristas tras la explosión de Alcanar

Mateo Balín
MATEO BALÍN Madrid

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha acordado este jueves la apertura de juicio oral contra Mohamed Houli Chemal, Driss Oukabir y Said Ben Iazza, los tres presuntos miembros de la célula que cometió los atentados de Cataluña en agosto de 2017, en los que fallecieron 16 personas.

El tribunal de la Sección Tercera, presidido por Alfonso Guevara, ha confirmado la conclusión del sumario por los delitos que incluyó el juez instructor en su auto de procesamiento, que son integración en organización terrorista, fabricación, tenencia y depósito de explosivos y delito de estragos en grado de tentativa.

La Sala rechaza la pretensión de algunas acusaciones particulares y de las dos populares -la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo- de devolver el sumario al juez para que procesara también a los imputados por los 16 asesinatos cometidos en Las Ramblas de Barcelona y en la localidad de Cambrils (Tarragona).

El instructor reconocía en su auto de procesamiento que el objetivo de la célula a la que supuestamente pertenecían los tres imputados, en prisión preventiva, era el de cometer varios atentados mediante el uso del explosivo que estaban fabricando en la vivienda de Alcanar (Tarragona), pero la explosión fortuita que se produjo el 16 de agosto en ese lugar «frustró e imposibilitó la posibilidad de seguir adelante con los planes terroristas trazados».

Así, el magistrado concluía que no hay indicios de que Houli, Oukabir e Iazza hubieran conocido o participado en los nuevos planes delictivos adoptados por el resto de los integrantes de la célula, todos ellos abatidos tras la comisión de los atentados.

No obstante, la Sala abre la posibilidad en su resolución a que los escritos de conclusiones de las acusaciones sí puedan incluir otros delitos estragos terroristas consumados y asesinatos en tentativa o lesiones de carácter terrorista por los hechos ocurridos un día antes en la explosión de la casa de Alcanar, donde la célula almacenaba bombonas de butano.

En el mismo sentido, el auto de la Sección Tercera explica también la posibilidad de que las acusaciones imputen al acusado Said Ben Iazza delitos por integración o simple colaboración en su escrito de conclusiones.