El rey emérito, Juan Carlos I, en su visita a España el pasado mes de mayo / reuters

Los socios parlamentarios del Gobierno le fuerzan de nuevo a pronunciarse sobre el emérito

Una decena de grupos de la Cámara instan a la creación de una comisión de investigación con los nuevos datos revelados por un documental de HBO y el podcast de Corinna Larsen y llaman a recabar información sobre «las presuntas implicaciones» del jefe de Estado actual en las irregularidades del emérito

Cristina Vallejo
CRISTINA VALLEJO

Los grupos parlamentarios socios del Gobierno han recuperado al rey emérito y a la institución monárquica como motivo de presión al Ejecutivo y buscan que el PSOE vuelva a pronunciarse sobre la cuestión. Esquerra Republicana de Cataluña, junto a EH Bildu, CUP, En Comú Podem, Compromís, PDeCAT, BNG y Más País registraron este lunes en el Congreso de los Diputados la enésima solicitud de creación de una comisión de investigación sobre, informan, «la trama vinculada a presuntas ilegalidades e irregularidades cometidas por miembros de altas instituciones y las influencias políticas, diplomáticas y comerciales con terceros países, la implicación de estamentos del Estado para el control de la información de los escándalos relacionados con el rey emérito y la posible operación de legitimación de la perpetuación de privilegios e impunidad de altos cargos del Estado».

Esta iniciativa tiene lugar poco más de un mes después de que el PSOE, el PP y Vox frenaran otra propuesta de estas mismas características en la Mesa. Hasta el momento ya se han frenado más de una docena de peticiones de creación de comisiones para investigar al rey emérito en el Congreso de los Diputados.

En esta nueva petición de comisión de investigación, los grupos parlamentarios reiteran que, más allá de las posibles responsabilidades legales o penales y a pesar del archivo de las diligencias que se ha producido tanto en España como en Suiza, «el poder legislativo tiene la obligación de investigar los hechos para depurar las responsabilidades políticas que se puedan derivar, así como para asumir las medidas que se consideren oportunas para fiscalizar la actuación de la Familia Real y personas vinculadas».

«Cordón sanitario» para proteger al actual monarca

Dan un paso más y no se detienen en la investigación de las actuaciones de Juan Carlos I. Los grupos responsables de la iniciativa también se refieren en su instancia a la «posible operación mediática» que buscaría crear un «cordón sanitario» alrededor del actual jefe de Estado, Felipe VI, «con la intención de legitimar y justificar la perpetuación de los privilegios de la Monarquía y la impunidad asociados a los mismos». Esta operación consistiría en sacar a la luz todas las presuntas irregularidades del rey emérito para que, por comparación, se muestre al actual monarca como un buen ejemplo de gestión, explican.

De esta manera, la comisión de investigación propuesta también persigue recabar «las presuntas implicaciones» «del jefe de Estado actual» en las irregularidades del rey emérito «para esclarecer y evitar toda sombra de duda para con la Institución».

En la exposición de motivos, la decena de grupos responsables de la iniciativa hacen referencia -como ya habían hecho en la propuesta anterior de estas características- al documental 'Salvar al Rey' de la plataforma HBO que, valoran, «da forma a las conclusiones de una investigación periodística que ilustran, con declaraciones y pruebas materiales, cómo los servicios secretos del Estado pusieron todo el empeño en intentar controlar el flujo de información relacionada con los escándalos personales del monarca». Asimismo, señalan que «en el documental también queda acreditado cómo fue el mismo CESID (actual CNI) el que espió al propio rey».

Además, hacen referencia a cómo el documento audiovisual habla de los presuntos negocios paralelos del rey emérito, con informaciones que apuntan a que «Juan Carlos I se amparaba en una prerrogativa otorgada por el exjefe de Estado, el dictador Francisco Franco, que le habría permitido cobrar comisiones en las compras de barril de crudo a países con monarquías árabes».

También como material argumentativo se incluye el más reciente podcast de la examante del rey emérito, Corinna Larsen, en el que declara cómo vio a Juan Carlos I con «bolsas llenas de dinero en efectivo» que le habría dado «algún amigo», así como presuntas situaciones de acoso en que se despertaba por la noche con alguien de pie junto a su cama que le amenazó con estas palabras: «Si no obedeces estas órdenes, podrías morir en un túnel, como la princesa Diana».

Con la comisión, los grupos parlamentarios buscan investigar, en concreto, según enumeran, la existencia de estructuras opacas con la participación del ex jefe de Estado para la adjudicación de contratos comerciales; las posibles cuentas irregulares de miembros de la Familia Real en paraísos fiscales; el presunto blanqueo de capitales del exjefe del Estado; las posibles actividades de comisionista realizadas por Juan Carlos I; los beneficiarios de las actividades ilegales o ilícitas del emérito y si entre ellos se encuentra el actual jefe de Estado; las influencias que las relaciones de la monarquía con Arabia Saudí hayan tenido en las relaciones diplomáticas y comerciales del Estado; o el presunto conocimiento e implicación que puedan tener de los hechos objeto de las investigaciones los actuales miembros de la Casa Real, incluido el propio Felipe VI.