Emiliano García-Page, Pedro Sánchez y Fernando Grande-Marlaska, en su visita a la sede de los GEO en Guadalajara. .

Sánchez ignora las críticas de los ministros de Podemos y sus socios

Ha querido mandar el «mensaje más rotundo a Putin, a la potencia agresora», un mensaje que pasa por esta «unidad», la que, ha reparado, también se escenificó en la Asamblea de la ONU

EP Guadalajara

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha agradecido el apoyo recabado este miércoles en el Congreso de los Diputados tras presentar la postura de España ante el conflicto en Ucrania, apoyo que ha tildado de «unidad» pese a las críticas de tres ministros de Podemos y de varios socios de investidura.

En una breve intervención ante los medios tras visitar el cuartel de los GEO en Guadalajara, Sánchez ha aprovechado para hacer valer esta unidad hacia una «condena rotunda», reclamando continuar con las sanciones económicas para que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, sepa que no se va a «frenar» en la aplicación de las mismas hasta «aislar y asfixiar económicamente» a Rusia.

Tras las posiciones fijadas por los grupos en el Congreso, Sánchez, cuenta con el apoyo de la mayoría del Congreso para el envío de armas a Ucrania, una decisión que han respaldado los portavoces de PP, Vox, Ciudadanos, el PNV y el grueso del Grupo Mixto.

Sin embargo, la decisión ha provocado las críticas de sus socios de Unidas Podemos y de algunos de sus principales aliados parlamentarios, como ERC, EH Bildu y Más País.

La secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, dejaba claro en los pasillos de la Cámara, minutos después del anuncio de Sánchez, que mandar armamento a Ucrania no es una «medida eficaz» porque contribuye a la «escalada bélica». Dentro del Salón de Plenos, el portavoz del grupo confederal, Pablo Echenique, calificaba de «error» el anuncio de Sánchez.

Críticas de ERC, Bildu y Más País

Además, el líder de Más País, Íñigo Errejón, cuestionó que se arme a Ucrania porque, a su juicio, el objetivo no debe ser alimentar «una guerra mayor», mientras que su socio electoral y portavoz de Compromís, Joan Baldoví, confesó tener «muchísimas dudas» sobre negar o no esos suministros.

«Nunca voy a estar de acuerdo con el envío de más guerra a una guerra», comentó en el pasillo del Congreso el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, quien pidió que este asunto se vote en el Congreso.

De «error» calificó esa decisión la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, quien ha coincidió con el del BNG, Néstor Rego, y el diputado de la CUP, Albert Botrán, en la necesidad de priorizar «diálogo y la diplomacia».

Mensaje rotundo a Putin

Sánchez, ha recordado cómo el pasado 24 de febrero «Europa despertó de golpe con imágenes que se pensaban superadas» de un conflicto bélico «a las puertas» del continente.

Así, ha querido mandar el «mensaje más rotundo a Putin, a la potencia agresora», un mensaje que pasa por esta «unidad», la que, ha reparado, también se escenificó en la Asamblea de la ONU, donde «una amplísima mayoría de naciones condenó esta execrable invasión». En su opinión, donde tiene que estar España es «con los aliados» de la OTAN y con la UE «en una respuesta contundente» ante un conflicto cuyo origen es «el antagonismo que representa el régimen de Putin» contra los «valores y principios de libertad, respeto a los Derechos Humanos y a la democracia que cada vez más se consolida en el seno de la Unión Europea».

Un extremo que hace que «cada vez más países llamen a la puerta» de Europa para ingresar en la Unión, «un espacio de libertad y democracia». «Esto es lo que está siendo atacado y lo que hay que defender».

Con todo, ha avisado a Rusia para que «se avenga a terminar con una invasión injustificada y a respetar la soberanía nacional de terceros países, y a respetar el orden internacional».

Dicho lo anterior, Pedro Sánchez ha evidenciado el compromiso «rotundo» del Gobierno de España desde hace tres años a esta parte con la Policía Nacional, donde se ha aumentado la oferta pública de empleo, pero también con otros cuerpos vinculados con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y también en cuanto a las condiciones materiales en su desempeño ordinario, diario, en referencia a las instalaciones.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social Yolanda Díaz. / Efe

Yolanda Díaz vuelve a defender el envío de armas

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha vuelto a defender hoy que España envíe armas a Ucrania, destacando que el liderazgo en la política exterior le corresponde al presidente del Gobierno. Subrayó que nunca van a abandonar la diplomacia y las salidas dialogadas, pero siempre sabiendo« también »que el pueblo ucraniano debe ser ayudado«.

Al igual que había señalado previamente por la mañana en una entrevista en Canal Sur Televisión, Yolanda Díaz ha reiterado que no le preocupan esas discrepancias con el anuncio del presidente del Gobierno que se evidenciaron con las críticas vertidas a esa decisión por parte de la ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra, y el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique.

En esa línea, ha defendido que el Ejecutivo «está comprometido con la defensa de la legalidad internacional, con el apoyo absoluto al pueblo de Ucrania y, desde luego, en la condena de lo que estamos viviendo, una situación inédita en la que Rusia invade un país, violenta el Derecho internacional y convierte a Ucrania en un país con estatuto de país agredido». «Cuando los países son agredidos, tienen derecho a la legítima defensa», ha añadido.