El portavoz de Esquerra Republicana en el Congreso Gabriel Rufián / EP/Vídeo: E. P.

Rufián a Sánchez: «¿Qué ha venido a hacer aquí»?

El portavoz de ERC pone el foco en la ministra Robles y pregunta al presidente por qué se espió a Pere Aragonès

CRISTIAN REINO Barcelona

El portavoz de Esquerra, Gabriel Rufián, ha cargado con dureza contra el Gobierno, en su intervención en el Congreso tras la comparecencia del presidente del Gobierno para dar cuenta de la crisis del espionaje con Pegasus. Lejos de mejorar las relaciones, la sesión de este jueves mantiene la tensión entre el Ejecutivo central y sus socios independentistas de Esquerra Republicana. De forma gráfica, Rufián ha resumido su posición, preguntando al líder socialista «qué ha venido a hacer hoy aquí», en la que ha definido como la comparecencia más dura de la legislatura y en la que ha lamentado que no asuma ninguna responsabilidad. «¿Qué ha venido a hacer?», le ha planteado. «No puede blanquear a su ejecutivo frente a lo que ha pasado», le ha espetado. «No diga que no pasa nada y que esto es una democracia plena», ha asegurado en un tono muy enérgico.

Según el dirigente republicano, con intervenciones como la que ha realizado el presidente del Gobierno en la jornada de este jueves, los que que desde el independentismo tratan de mantener una posición más «cabal» y de entendimiento con el Gobierno cada vez son menos y más «débiles». «El poder nunca jamás puede estar por encima de la moral», ha asegurado. Rufián ha desgranado una batería de preguntas. «Por qué espiaron al president Pere Aragonès?», ¿qué amenaza suponía?», «por qué le espiaron cuando se negociaba su investidura?». Rufián ha preguntado si los 18 dirigentes nacionalistas espiados bajo autorización judicial eran delincuentes internacionales, yihadistas o narcotraficantes. «¿Qué delito habían cometido además de ser independentistas?», ha criticado. «¿Usted es consciente de que hay una operación del estado profundo que busca excitarnos a nosotros para desestabilizarlos a ustedes?», ha avisado. «España huele a cerrado, a patriotismo tóxico que asusta», ha aseverado.

El portavoz republicano ha desdeñado algunas de las medidas anunciadas por Pedro Sánchez, al decir que para qué sirve un mayor control judicial al CNI cuando el mayor controlador de este organismo es el propio presidente del Gobierno y ha puesto en el foco de sus críticas a la ministra de Defensa, Margarita Robles. «Usted ama mal su país», le ha recordado. «Por qué los protege?, también van a ir a por usted», ha señalado en referencia a las «cloacas» del Estado. Rufián ha avisado además al Gobierno de que basta de chantajear constantemente a ERC en las votaciones en el Congreso. «Hay que avanzar en el estado de derecho», le advertido si quiere el concurso de su partido en las votaciones que suponen «avances sociales». El líder de Esquerra ha cruzado también un duro intercambio de reproches con el portavoz de Unidas Podemos, Jaume Asens. «Basta de romper puentes», le ha dicho y le ha recomendado ir menos a Waterloo.

EH Bildu y la «ironía»

En un tono menos contundente, Mertxe Aizpurua, de EH Bildu, ha pedido «valentía» al presidente del Gobierno para poner todos los medios para aclarar el caso y «cerrar» esta crisis. «Cuide la mayoría de la investidura», le ha avisado. «No se puede pedir responsabilidad y no ofrecerla», le ha advertido. Aizpurua, a diferencia de Rufián, ha valorado alguna de las medidas anunciadas por Sánchez como la reforma del CNI. «Claro que está bien, es necesario, pero no le exime de investigar lo ocurrido», le ha alertado. Para EH Bildu es una «ironía» que los grupos independentistas «sustenten» al Gobierno y al mismo tiempo sean espiados.

Según Aizpurua, Sánchez ha pedido un acto de fe, cuando los partidos le reclaman que investigue y depure responsabilidades. «Pero no, usted y su Gobierno se niegan a hacerlo. No sabemos si porque lo que se descubra podría acarrear consecuencias políticas e incluso penales para algún miembro de su gobierno, o porque de conocer todo lo ocurrido quedaría al descubierto lo que sigue en las sombras, el llamado Estado profundo, las cloacas del Estado, que actúan no solo al margen del Gobierno, sino contra el Gobierno», ha rematado.