Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 3 de marzo
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig; la candidata del PSPV al Ayuntamiento de Valencia, Sandra Gómez; la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco; el expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; la ministra de Hacienda, María Jesús Montero; y el vicepresidente del Congreso, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, en la Conferencia Municipal del Partido Socialista EP
El PSOE apuesta por multas municipales por consumir prostitución

El PSOE apuesta por multas municipales por consumir prostitución

El programa marco para las elecciones locales del 28 de mayo propone también que un tercio de las nuevas calles lleven nombre de mujer

Sábado, 15 de abril 2023, 18:51

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El PSOE perdió la batalla con sus socios de coalición para poder hacer realidad el pasado invierno la que había sido una de los principales compromisos adquiridos durante su 40 Congreso Federal, la abolición de la prostitución. Intentaron colarla como enmienda a la ley del solo sí es sí y acabaron renunciando a ella para no poner en peligro la aprobación de toda la norma, pero su objetivo sigue en pie. Mientras se tramita en el Congreso una proposición de ley que presentaron el pasado julio y que podrían sacar adelante con el PP, los socialistas han decidido llevar su lucha al ámbito municipal.

El programa marco del PSOE para los comicios locales del 28 de mayo, que este fin de semana se debate en Valencia, propone que los ayuntamientos multen a quienes consuman prostitución. Es una fórmula creativa pero no nueva. Los impulsores de la propuesta se han basado, de hecho, en una ordenanza ya en vigor en Sevilla que prohíbe «solicitar, negociar o aceptar, directa o indirectamente, servicios sexuales retribuidos» en determinados espacios públicos. Otras normas, como las que existen en Barcelona o Bilbao sancionan tanto a la mujer que se prostituye como al cliente. En este caso, sin embargo, solo se penaliza al consumidor con multas que oscilan entre los 750 euros de multa hasta los 3.000 euros, en función de la cercanía a lugares como colegios o zonas residenciales.

El programa socialista, que consta de ochenta puntos, también plantea poner coto a los pisos turísticos. En este caso, la inspiración está, según fuentes de la dirección socialista, en la normativa aplicada en Palma de Mallorca, que prohibió toda la actividad turística en las viviendas plurifamiliares y solo las autoriza en las unifamiliares. En todo caso, el texto con el que el PSOE concurre a las elecciones es mucho menos preciso y se limita a subrayar que se limitará el «crecimiento desproporcionado de los pisos turísticos en sus centros históricos, donde este fenómeno provoque un problema de acceso a la vivienda por el aumento de los precios de renta» y se apostará por una «regulación equilibrada».

Sobre lo que los socialistas no han cerrado una posición clara es sobre la instauración de tasas turísticas (las que habitualmente abonan los clientes de los hoteles). A instancias del alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, se introdujo este sábado en el programa marco una alusión a que se «estudiarán» fórmulas que permitan «financiar» medidas para neutralizar la huella que deja el turismo. Una redacción vaga para un documento que ya peca en sí mismo de falta de concreción, ante la necesidad de que sea cada agrupación y candidato a la alcaldía el que plantee su propia oferta electoral concreta.

Paraguas genérico

El programa marco pretende ser exclusivamente un paraguas que ponga en el escaparate las prioridades del partido. En ese sentido, destaca una batería de propuestas relacionadas con la protección medioambiental y la sostenibilidad: desde una reivindicación de las «ciudades bosque» («todos los vecinos y vecinas tendrán un parque a menos de 300 metros, verán tres árboles desde su casa y sus barrios contarán con un 30% de cobertura vegetal») a la promesa de instalar paneles solares en «todos los aparcamientos públicos y privados» o el compromiso de que «ningún municipio socialista adquirirá para su flota de transporte público nuevos vehículos que empleen combustibles derivados del petróleo».

En el capítulo del feminismo, además de las multas a los consumidores de prostitución, los socialistas plantean que la mayoría («al menos un tercio» de las nuevas calles o las calles que tengan que ser renombradas reciban el nombre de una mujer. También defienden promover el «urbanismo de género», con una mejor iluminación de las calles y eliminación de puntos oscuros y ofrecer un servicio de canguro en los propios centros cívicos y equipamientos municipales de participación ciudadana para que las familias puedan asistir a las actividades que se programen.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios