Gabriel Rufián. / E. P.

ERC presiona al Gobierno pero mantiene su predisposición a negociar las Cuentas

Reclaman que se investiguen las filtraciones de la 'operación Volhov' y se depuren responsabilidades

CRISTIAN REINO Barcelona

ERC, JxCat, CUP, EH-Bildu, BNG y Unidas Podemos registraron este martes una petición conjunta para reclamar a la Mesa del Congreso de los Diputados la creación de una comisión que investigue las filtraciones de la 'operación Volhov'. Los soberanistas presionan al Gobierno e instan a analizar las actuaciones del Ministerio del Interior en relación a las presuntas filtraciones, algunas de las cuales han comprometido a dirigentes independentistas, por las conversaciones que mantienen con algunos de los detenidos, entre ellos David Madí, Oriol Soler o Xavier Vendrell, empresarios que formaban parte del estado mayor del 'procés'.

La iniciativa forma parte de una ofensiva legal y parlamentaria puesta en marcha, entre otros, por Esquerra Republicana. La formación independentista ha anunciado una batería de 140 preguntas contra el Gobierno en el Congreso. Entre ellas, al ministro del Interior, le plantearán si depurará responsabilidades. Al Ministerio de Justicia, ERC preguntará si instará al CGPJ a abrir expediente contra el juez del caso por prevaricación y detención ilegal. Los republicanos cuestionarán también si el teniente coronel Baena obedece órdenes del Ministerio del Interior o de Defensa cuando formula la tesis del desembarco de 10.000 soldados rusos en Cataluña. Además de una ofensiva parlamentaria, Gabriel Rufián presentó una denuncia ante la Fiscalía para investigar las filtraciones. El Ministerio Público anunció que ha abierto diligencias.

Los republicanos elevan su gesticulación contra el Gobierno en plena negociación de los Presupuestos y en medio de la precampaña de las elecciones catalanas. ERC, en cualquier caso, mantiene la mano tendida a seguir negociando las Cuentas. La formación secesionista reiteró el lunes pasado, cuando anunció su ofensiva contra la operación Volhov, su predisposición a negociar «hasta el último día». «Queda mucho margen de mejora», señalaron. De momento, no han querido vincular la negociación con sus reivindicaciones de amnistía y autodeterminación, que fían a una futura mesa de diálogo, tras los comicios autonómicas del 14-F. Su posición es más favorable a apoyar las Cuentas que JxCat, quien censura a los republicanos su postura «acrítica» con el Gobierno.