Ada Colau y Yolanda Díaz coincidieron en el Congreso el pasado 18 de octubre. / J.J. Guillén / efe

Podemos resta importancia a su exclusión de la cumbre de líderes de la nueva izquierda

Las participantes aseguran que el acto no tiene relación con la plataforma de Yolanda Díaz pero todo apunta a lo contrario

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁN Madrid

Podemos resta importancia a su ausencia en el acto que reunirá el próximo sábado en Valencia a las principales líderes de las fuerzas de la denominada nueva izquierda y que respaldan el proyecto de frente amplio que impulsa la vicepresidenta Yolanda Díaz. «No significa nada», señaló hoy el coportavoz nacional de los morados, Pablo Fernández.

Pero sí significa y así lo reconocen fuentes de la dirección del partido que lidera Ione Belarra aunque el discurso público sea el de quitar hierro su exclusión. Compromís ha organizado un coloquio bautizado como «Otras Políticas» en el que participarán Díaz, la vicepresidenta de la Generalitat, valenciana, Mónica Oltra, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la líder de Más Madrid, Mónica García, y la diputada ceutí Fatima Hamed Hossain, líder del partido Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía. Los organizadores aseguran que el acto no pretende ser la presentación de ninguna plataforma política, pero reunir a cuatro de las líderes políticas más relevantes no parece inocuo aunque también las participantes lo desvinculen del proyecto político de Yolanda Díaz.

El coportavoz de Podemos señaló hoy tras la reunión de la dirección del partido que el coloquio no tiene «mayor trascendencia» porque es «uno más» de los que puede organizar cualquier fuerza política. Fernández incidió en el hecho de que ninguna de las invitadas acudirá en nombre de su formación política porque están invitadas a título personal.

Iniciativa del Poble Valencià, el partido de Oltra y que es minoritario dentro de Compromís, es el promotor del coloquio y no ha dado una explicación clara de la exclusión de Podemos. En un primer momento, se indicó que Podemos «estaba representado por Yolanda Díaz». Pero la vicepresidenta y ministra de Trabajo no es militante del partido morado aunque sea su referente dentro del Gobierno, por encima de Belarra, secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales. Un galimatías que lleva la firma de Iglesias y que decidió ese reparto de papeles al dejar el Gobierno en marzo pasado.

Más cómodas

Los organizadores también argumentaron que la presencia de Podemos habría dificultado la participación de Más Madrid, la formación de Mónica García pero cuyo líder a escala nacional es Iñigo Errejón, cofundador de Podemos y que abandonó la organización por sus diferencias con Iglesias tras la asamblea de Vistalegre II.

Pero no solo es Más Madrid, o Más País en su vertiente nacional, también Ada Colau, líder indiscutible de los comunes, tiene una relación delicada con Podemos. Compromís, asimismo, ha pasado de ser una de las confluencias con el partido morado en las elecciones generales de 2015 a coaligarse con la formación de Errejón en las dos convocatorias de 2019. La propia Yolanda Díaz tiene una relación peculiar con el partido morado.

En definitiva, todas las participantes en el acto de Valencia tienen razones para estar más cómodas sin Podemos aunque no lo expresen en público.

La ausencia cobra además una relevancia adicional porque se produce en pleno debate sobre la reconstrucción del espacio político a la izquierda del PSOE y, a pesar de los desmentidos de organizadores y participantes, se lee en esa clave. En el teatro Olympia de Valencia no habrá siglas ni se va a discutir de plataformas electorales pero el aroma a ensayo es evidente.

Díaz asegura por activa y por pasiva que «todavía» es pronto para que su proyecto político de frente amplio vea la luz y que sigue en fase «de escucha» a la sociedad. Pero el acto del sábado suena a primer paso.