Montesinos, en la calle Molina Lario de Málaga. / FRANCISCO HINOJOSA

Pablo Montesinos: «He conocido la dureza de la política»

A pesar de los duros momentos vividos en la crisis interna del PP dice «no arrepentirse» de haber entrado en política, afirma que está «muy decepcionado con algunas personas» del partido aunque no da nombres y defiende la actuación de Pablo Casado

ANTONIO M. ROMERO

Pablo Montesinos entró en política hace ahora tres años de la mano de Pablo Casado. Ahora, cuando éste deje la presidencia del PP en el congreso extraordinario del 1 y 2 de abril que se celebrará en Sevilla, Montesinos dirá adiós a la política y abandonará su escaño por Málaga en el Congreso de los Diputados. El malagueño ha sido uno de los pocos que ha mantenido la lealtad con el 'caído' Casado hasta el final. Una actitud que le ha sido reconocida desde diferentes sectores. Tras unos días «duros e intensos» en los que ha vivido en primera línea el pulso político entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso, Montesinos busca en Málaga algo de tranquilidad para trazar la hoja de ruta de su futuro y su posible vuelta a su profesión como periodista.

-¿Cómo está de ánimos?

-Mucho mejor. Ayer, por fin, pude venir a Málaga, dar un abrazo a mis padres y he tenido el cariño de todos mis amigos, muchos de ellos periodistas.

-¿Cómo lo ha pasado en esta crisis interna?

-Ha sido muy intenso y muy duro. A veces parecía un mal sueño; no parecía real lo que estábamos viviendo. Me he sentido decepcionado con algunas personas. Me quedo con lo bueno. Y lo bueno es que Casado ha estado a la altura de las circunstancias, tiene la conciencia muy tranquila y para mí ha sido un auténtico orgullo haber formado parte de su equipo.

-¿Se ha equivocado Pablo Casado al gestionar esta situación?

-Yo personalmente me he equivocado en muchísimas cosas y nos habremos equivocado en muchas cosas, pero, al final, Pablo Casado es una persona de principios y siempre ha actuado creyendo que hacía lo mejor, aunque se haya equivocado.

-¿Midió bien Casado sus fuerzas con Isabel Díaz Ayuso en esa pugna?

-No debemos entrar en el 'y sí', 'y sí hubiéramos hecho esto o esto otro'. Al final las cosas son como son. Me remito a su intervención tanto en el Congreso como en la Junta Directiva Nacional. Creo que es una persona noble, que se ha despedido con altura de miras. Al final lo que queda es si después de todo esto, con el paso de los días, cuando Pablo Casado esté en la calle, lo que queda es si puede ir con la cabeza alta, y yo creo que podrá ir con la cabeza alta.

«Casado ha estado a la altura de las circunstancias y tiene la conciencia muy tranquila Cuando todo esto pase podrá ir con la cabeza alta»

-¿Cómo definiría la actitud que ha tenido el PP con Casado en esta crisis interna?

-Humanamente me he sentido muy decepcionado con algunas personas, pero no voy a dar nombres ni apellidos. Voy a dejar la vida política y ese paso atrás me va a permitir, con el paso del tiempo, quedarme con lo bueno y lo positivo.

-¿Con quién se ha sentido más decepcionado?

-No, no voy a entrar en nombres. Lo siento. Sé que es muy interesante periodísticamente, pero no voy a criticar a nadie.

-Estos días dirigentes del PP defienden la honorabilidad de Isabel Díaz Ayuso. ¿Usted cree en esa honorabilidad de la presidenta de la Comunidad de Madrid?

-No soy ni un juez ni un fiscal. ¿Por qué le digo esto? Porque creo que la presunción de inocencia siempre debe prevalecer. ¿Qué ha pasado aquí? Que hace seis meses, el presidente Casado recibe una información y le requiere a Díaz Ayuso una serie de explicaciones que nunca llegan. Nosotros las explicaciones las reclamábamos por privado y llegan seis meses después cuando todo se hace público. Puede que hubieran cambiado muchas cosas si esas explicaciones se hubieran hecho en tiempo y forma como se le reclamó. Pero ir al 'y sí...' no vale para nada.

Sobre la honorabilidad de Díaz Ayuso: «No soy ni juez ni fiscal. Creo que la presunción de inocencia siempre debe prevalecer»

-¿Favoreció Díaz Ayuso a su hermano?

-No entro en ello. Lo único que digo es que esas explicaciones que se dieron en público se podían haberse producido en privado que era lo que reclamaba Casado. Isabel Díaz Ayuso ya ha dado las explicaciones, ahora esto está en el ámbito de la Fiscalía y yo ya ni entro a valorarlo. Yo sólo creo que el presidente, aunque nos hayamos equivocado, actuó correctamente.

-¿Cuál es su opinión sobre Díaz Ayuso?

-(Lo medita) Sólo puedo decir que hemos actuado correctamente. La verdad es que no voy a entrar porque me quiero ir con lo bueno. Isabel Díaz Ayuso es un activo importante del partido, es la presidenta de la Comunidad de Madrid, y yo en lo personal le deseo lo mejor.

-¿Quién filtró los contratos del hermano de Ayuso?

-La dirección nacional no hizo ningún dossier, ni ha participado en ninguna cuestión de espionaje ni nada por el estilo

-Si Teodoro García Egea hubiera dimitido al principio de la polémica, ¿Casado se podría haber salvado?

-Mire, si sobre esas personas que yo creo que legítimamente me siento decepcionado no he dado ni nombres ni apellidos, menos voy a participar en la crítica al secretario general. Creo que tomó una decisión muy complicada, la de dimitir por el partido y por el bien del presidente. Yo he formado parte del equipo directo del secretario general y seguramente todos tenemos que hacer autocrítica, también el secretario general.

Sobre su lealtad a Casado durante la pugna con Díaz Ayuso: «He estado donde tenía que estar. Mi actuación ha sido la normal y lógica en tanto en cuanto yo entré en política por Casado»

-A usted se le ha elogiado estos días su lealtad con Casado y su anuncio de que se irá de la política cuando él deje la presidencia del PP en abril. ¿Le han reconfortado esos reconocimientos a su actitud?

-Sí. Agradezco profundamente, en primer lugar, a la familia y a los amigos, al final te das cuenta de que en los momentos complicados están los que siempre están. Pero también a muchos compañeros periodistas les agradezco ese cariño porque ha sido tremendo, incluso he recibido llamadas y mensajes de personas de otras formaciones políticas, lo cual es de agradecer. He estado donde tenía que estar. Al presidente le he dicho en privado lo que creía que le tenía que decir aunque fuera complicado, pero entendía que en la esfera pública mi obligación era estar a su lado. Y así he actuado. Mi actuación ha sido la normal y lógica en tanto en cuanto yo entré en política por el presidente Casado.

Montesinos, antes de la entrevista. / FRANCISCO HINOJOSA

-¿Quién le ha llamado de otros partidos?

-De aquí de Málaga tanto Guillermo Díaz, de Ciudadanos, como Ignacio López, del PSOE, me escribieron para mandarme un abrazo y se lo agradezco que en esos días tuvieran un gesto hacia mí.

-¿Cómo valora el posicionamiento del resto de diputados del PP por la provincia? ¿Considera que han sido leales?

-Como vicesecretario de Comunicación, en muchas ocasiones no he podido atender a la provincia, mi tierra, como me hubiera gustado, y ahí estaban Carolina (España) y Mario (Cortés), que me han ayudado y que siempre han trabajado conmigo para que en materias como el turismo, las enmiendas de los Presupuestos Generales del Estado,... los diputados por Málaga estuvieran donde tenían que estar, es decir, reivindicando a la tierra. Y yo les agradezco que hayan trabajado y colaborado conmigo.

-Pero, yo le preguntaba por cómo ha visto la actitud de ambos en esta crisis interna del PP.

-Lo sé, pero como yo al PP de Málaga si algo le agradezco es que me abriera las puertas de par en par y me diera cobijo cuando yo llegué para formar de este proyecto, no va a salir de mí ni una mala palabra, ni de los diputados del PP por Málaga ni de todo el equipo del PP de Málaga. Aunque hayamos pasado algunos momentos complejos en estos tres años, me quedo con lo bueno.

Sobre su relación con el PP de Málaga: «Aunque hayamos pasado momentos complejos en estos tres años, me quedo con lo bueno»

-Estos días se ha hablado de la figura de los barones. ¿Cómo valora la actitud que ha mantenido Juanma Moreno?

-Cuando le trasladé a Juanma mi decisión de abandonar la política, él me pidió que me quedara y le agradezco que tuviera ese gesto conmigo pero mi decisión era muy meditada. Yo le agradezco a Juanma que públicamente el día de la reunión de los presidentes autonómicos con Casado, Juanma dejara claro que Pablo Casado es el presidente del partido y tenía que llegar como tal hasta el congreso extraordinario porque era de justicia y legítimo. Me quedo con ese gesto de Juanma Moreno en el marco de todas las turbulencias que hemos vivido.

-¿Cree que ha estado a la altura?

-Le agradezco lo que hizo ese día y el cariño que ha tenido hacia mí y creo que es un gran presidente de todos los andaluces y le deseo muchísima suerte cuando se celebren las elecciones andaluzas.

-¿Cómo es su relación con Cuca Gamarra, portavoz en el Congreso?

-Con el paso de las semanas estoy convencido de que me voy a quedar con lo bueno de todos los compañeros y también de la portavoz. Le transmití personalmente mi decisión de dejar el escaño porque ha sido mi jefa de filas en el Congreso y le deseo mucha suerte.

-¿Qué sintió cuando Casado intervino por última vez en el Congreso? A usted se le vio con lágrimas en los ojos.

-Hay que partir de una base y es que llevábamos unos cuantos días sin dormir y que había sido mucha la tensión. No es caer en la expresión fácil pero es que a veces parecía un mal sueño. Cuando estaba allí no entendía muy bien qué era lo que estaba pasando. Cuando escuché a Pablo Casado en el Congreso lo que sentí es que así se van los hombres de Estado; está es la política de altura. Y como comparto tanto su forma de entender la política, al final mi rostro fue la realidad de lo que sentía en aquel momento.

-¿Es Feijóo la mejor solución para que el PP?

-No quiero hacer ninguna indicación, yo sólo le deseo acierto y éxito a Feijóo. El PP necesita estar fuerte porque tenemos el peor Gobierno que hemos podido tener en las circunstancias más difíciles, con lo cual hace un PP fuerte.

Sobre si Feijóo es la mejor solución para el PP: «No quiero hacer ninguna indicación, yo sólo le deseo acierto y éxito»

-¿El PP debe pactar con Vox e integrarlo en sus gobiernos?

-Creo que el PP y Vox son formaciones distintas. Es verdad que nos identificamos en muchas cosas como la igualdad de todos los españoles, la defensa de la soberanía nacional,... pero no me siento identificado con Vox en otras muchas circunstancias. Pero esa relación con Vox ya la tendrán que interpretar o explicar la nueva dirección del partido, a la que le deseo toda la suerte. Yo me he sentido muy identificado con la posición que Pablo Casado ha trasladado durante todo este tiempo respecto a Vox.

-Se van a cumplir tres años de su entrada en la política. ¿Se arrepiente de haber dado el salto a la política?

-No. De hecho animo a que la gente de la sociedad civil se implique en la vida política porque creo que es necesario y es enriquecedor. Y no me arrepiento de entrar en la política precisamente por cosas como las que ocurrieron hace tres años cuando tuvo lugar mi presentación ante la sociedad malagueña, en los Baños del Carmen, con Pablo Casado, ante mi familia, ese día fue espectacular. Me voy a quedar con eso; con los Baños del Carmen, con el día tan bueno que hizo, con mi familia emocionada, el trato de la gente que fue muy cariñoso.... Cuando pasen los días y piense en mi vida en la política seguramente me iré a los Baños del Carmen.

-Usted vivió la política desde la trinchera periodística antes de dar el salto. ¿Le ha mostrado la política alguna cara que no conocía?

-Sí. La dureza de la política. Yo no he vivido nada igual de duro. Y no es lo mismo escribir sobre una crisis, que vivir en primera persona una crisis como yo la he vivido. Ha sido muy duro. Pero también hay momentos muy buenos. Junto a mi presentación en los Baños del Carmen, me quedo con otro momento, que fue la primera vez que subí a la tribuna del Congreso de los Diputados y fue para reivindicar la libertad de expresión y de información, reivindicar el trabajo de los periodistas.

-Y ahora, ¿qué?

-Ahora, disfrutar de mi abuelo, que hoy cumple 96 años, de la familia, mis amigos, y hasta el 2 de abril seguir al frente de mis responsabilidades como vicesecretario de Comunicación. Y después, a ponerme de pie.

Sobre su futuro: «Necesito unos días de reflexión. Tengo 36 años, hay que levantarse y me voy a levantar»

-¿Su intención es volver al periodismo?

-Soy periodista y el periodismo es mi pasión. Yo entré en política por un compromiso personalísimo con Pablo Casado. Ahora necesito unos días para hablar con mis padres, con mis amigos, para que baje todo un poco y situarme porque lo que hemos vivido ha sido tan grande y atropellado que necesito unos días de reflexión.

-¿Tiene algo ya en perspectiva?

-He recibido alguna llamada pero necesito unos días aquí en Málaga para pensar en qué es lo que hacer. Tengo 36 años, hay que levantarse y me voy a levantar.