Borrar
Quim Torra. AFP
Inhabilitación de Torra, ¿y ahora qué?

Inhabilitación de Torra, ¿y ahora qué?

Las elecciones podrían ser entre enero y febrero, si el presidente no las convoca antes

Cristian Reino

Barcelona

Lunes, 28 de septiembre 2020, 12:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En qué momento queda inhabilitado

El anuncio de la condena por inhabilitación no implica el cese inmediato. El presidente de la Generalitat, que hoy ha mantenido toda su agenda institucional, podrá seguir en el cargo hasta que el tribunal sentenciador, el TSJC, le notifique la inhabilitación dictada por el Tribunal Supremo. Este es el dictamen del informe jurídico encargado por el Palau de la Generalitat. Entre el anuncio y la notificación personal pueden pasar días. La defensa del dirigente nacionalista tiene previsto pedir medidas cautelares al Constitucional para intentar que deje en suspenso la condena y un incidente de nulidad al Supremo.

Relevo

Tras la publicación del cese en el BOE y el diario oficial de la Generalitat, el Govern pasará a estar en funciones. En una reunión extraordinaria del consejo ejecutivo, se aprobará el decreto de relevo del presidente por el vicepresidente Pere Aragonès, que pasará a ser presidente interino, eso sí con funciones limitadas. No podrá nombrar ni cesar consejeros y no tendrá la potestad de disolver la Cámara y convocar elecciones. El nuevo Govern provisional tampoco puede aprobar proyectos de ley ni aprobar unos presupuestos. Sí, en cambio, decretos ley. Es un cargo provisional de tránsito hasta las elecciones. En todo lo demás, Aragonès sí tendrá las funciones asignadas al presidente.

Elecciones

El nuevo Govern encabezado por Pere Aragonès recibirá el encargo de pilotar el tránsito hasta las próximas elecciones. Quim Torra aún podría convocar las elecciones en el periodo que habrá entre el anuncio por parte del Supremo y la notificación del TSJC. Pero no lo hará, según ha expresado en varias ocasiones. Por tanto, se abrirá un periodo de 10 días para la búsqueda de un candidato alternativo a la investidura. Torra ha pedido a JxCat y ERC que no presenten a ningún aspirante. El Parlament tendrá dos meses para investir a un nuevo presidente. Roger Torrent podrá, en caso contrario, convocar un pleno extraordinario en la Cámara catalana para celebrar un acto equivalente a una investidura fallida para activar el reloj de la disolución automática del hemiciclo. Superados estos dos meses, a los 54 días quedarán convocados los comicios. La cita electoral será en torno a finales de enero y febrero, a expensas de la evolución de la pandemia.

Protestas

Los CDR ya han convocado a su activistas para salir a la calle a protestar contra la inhabilitación de Quim Torra. Los Mossos están en alerta ante el riesgo de que haya disturbios. Los CDR hablan de una «estrategia de confrontación». Hace un año, las algaradas como respuesta a la sentencia contra los líderes del 'procés' se prolongaron durante un mes. Los comités de defensa de la república han convocado movilizaciones para el hoy mismo. Amenazan con regresar a Urquinaona, el escenario donde se focalizaron las barricadas y la quema de contenedores el año pasado. Las asociaciones independentistas ANC y Ómnium han convocado a las 19:00 horas concentraciones ante los ayuntamientos catalanes.

Guerra JxCat-ERC

Ambos socios se miran de reojo y llevan meses de precampaña electoral. En esta ocasión, aseguran que han llegado a un acuerdo sobre la respuesta institucional a la condena de Torra. Hace un año, no fueron capaces de alcanzar un pacto para responder a la sentencia del Supremo contra los líderes del 'procés'. Ante la falta de acuerdo, Torra defendió casi en solitario la celebración de un nuevo referéndum ilegal como el del 1-O al final de la legislatura. En esta ocasión, se prevé una salida de Torra del Palau de la Generalitat con toda la pompa, donde se buscará escenificar que no le inhabilitan, sino que le derrocan, según ha definido su abogado, Gonzalo Boye. Torra podría comparecer en próximos días en la Cámara catalana.

Frentes del nuevo Govern

El nuevo Govern encabezado por Pere Aragonès tendrá sobre la mesa varios frentes abiertos. El más urgente es la gestión de la pandemia. Cataluña no está en una situación crítica como la Comunidad de Madrid pero las cifras de la segunda oleada siguen siendo preocupantes, según afirmó días atrás el presidente de la Generalitat. Los dos socios del Gobierno catalán deben tomar posición sobre los Presupuestos del Estado. JxCat mantiene una posición de bloqueo. ERC en cambio está dispuesto a negociar. Está pendiente además la celebración de la segunda reunión de la mesa de diálogo entre el Gobierno central y la Generalitat. El Ejecutivo central, en paralelo, ha anunciado que activará la tramitación de los indultos y la reforma del Código Penal en lo relativo a los delitos de sedición y rebelión

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios