Representantes del BNG, CUP, ERC, Junts, Bildu y PDeCat, este martes, en el Congreso. / EFE

ERC, Bildu, Junts, PDeCAT, BNG y CUP plantan al Rey el 23-F

Los representantes de estas formaciones firman un manifiesto en el que expresan que su objetivo es «acabar con el Régimen del 78»

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSO Madrid

El Congreso vivie este miércoles una actividad frenética ya que, a su actividad normal, se le suman los actos conmemorativos del 40 aniversario del golpe de Estado fallido del 13-F, que estará presidido por Felipe VI. Representantes de ERC, Junts, PDeCat, BNG, CUP y EH Bildu han firmado un manifiesto explicando su ausencia en dicha ceremonia porque consideran que su objetivo es acabar con «el régimen del 78» y las instituciones que lo encarnan, como la Corona.

En una comparecencia conjunta en la Cámara baja, representantes de estos seis partidos han criticado lo que entienden como un periodo de «negación nacional y social de los derechos y libertades de nuestras sociedades y nuestros pueblos». El PNV no se ha sumado finalmente a la firma de este manifiesto.

También han advertido de que mientras que el Estado siga sustentándose en los mismos estamentos políticos, judiciales, policiales y monárquicos que hace 40 años y no se reconozca el «derecho a la autodeterminación» y continúe habiendo «presos políticos, exiliados y represión», «ni existirá normalidad democrática ni este Estado podrá ser considerado una democracia plena».

Desclasificación de documentos

De forma paralela, estas fuerzas independentistas y nacionalistas han registrado este martes en el Congreso una proposición no de ley exigiendo, 40 años después del 23-F, la desclasificación de los documentos para conocer «con exactitud» cada documento, cada grabación, cada información significativa que obre en poder del Estado español y que aporte «luz y taquígrafos» a los verdaderos acontecimientos que alumbraron esa intentona golpista.

Montero defiende el papel del rey Juan Carlos

La ministra portavoz María Jesús Montero, por su parte, ha replicado a Pablo Iglesias y a las formaciones que hoy han exigido que se dé a conocer la información a disposición del Estado sobre el golpe de Estado de 1981, que los acontecimientos que rodean ese acontecimiento «han sido objeto de mucha investigación por parte de hisoriadores» y que por esa razón existe «una información suficiente e interesante para que no se vuelvan a reproducir».

Montero ha añadido además que «nadie puede dudar» de la aportación del Rey Juan Carlos y de su papel en la «consolidación de la democracia». «Respeto las opiniones – ha añadido-, pero hay que ser fieles con la verdad y el rigor histórico al que tienen derecho las nuevas generaciones».