La secretaria general adjunta de Esquerra, Marta Vilalta. / EFE

ERC ve «imposible» su apoyo a los Presupuestos del Gobierno para 2023

Esquerra exige un cambio «radical» al Ejecutivo en relación a las inversiones, Pegasus y la mesa de diálogo

CRISTIAN REINO Barcelona

El Gobierno central y Esquerra ofrecieron este lunes una visión absolutamente opuesta sobre el estado de las relaciones entre la administración nacional y la catalana. Mientras la vicepresidenta del Gobierno, Nadie Calviño, de visita en Barcelona, aseguró que la relación del Ejecutivo central es «máxima normalidad» y «cordialidad», Esquerra Republicana se ha autoexcluido como futuro socio para aprobar los Presupuestos Generales del Estado. La formación republicana afirmó este lunes tras la reunión de su ejecutiva que a día de hoy ve «imposible» llegar a un acuerdo con el Gobierno sobre las cuentas del Estado de 2023, a diferencia de lo que ocurrió para las de este ejercicio.

ERC reclama a Pedro Sánchez un «cambio radical» en materia de inversiones, en la gestión del caso Pegasus y en lo que afecta a la mesa de diálogo. «Se ha roto la confianza y sin confianza no pede haber acuerdos», advirtió la secretaria general adjunta de Esquerra, Marta Vilalta. «El tiempo de las buenas palabras se ha acabado, mientras no cumplan los compromisos, no puede haber acuerdos en futuras negociaciones», según Vilalta, tanto en los Presupuestos Generales del Estado como en leyes que impulse el Gobierno en el Congreso.

Calviño, en cambio, expresó que por parte del Gobierno, «la disposición es positiva y favorable a tener una colaboración estrecha y leal con el Govern, y que trabajemos juntos mano a mano, codo con codo, para tratar de proteger el interés de los ciudadanos». La vicepresidenta del Gobierno se reunió por espacio de 15 minutos con el consejero de Economía, Jaume Giró.

Sobre la crisis entre ERC y Junts provocada por los insultos proferidos por Gabriel Rufián contra Carles Puigdemont, al que llamó «tarado», Esquerra ha tratado de dar por cerrada la «polémica». Tiene la confianza del partido, señaló Vilalta, que reiteró que Rufián es un «gran activo» de la formación y sería un «gran candidato» para la alcaldía de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona), aunque precisó que será la agrupación local del partido la que tendrá la última palabra sobre las listas en las municipales.