Borrar
El exconseller de ERC Xavier Vendrell abraza a su pareja. Efe
El Govern niega que Vendrell y Madí influyen en sus contratos

El Govern niega que Vendrell y Madí influyen en sus contratos

La Generalitat no abrirá ninguna investigación contra sus consejeros por el caso Volhov | La oposición exige comparecencias en el Parlament por «corrupción», mientras siguen trascendiendo nuevos contactos entre consejeros y empresarios de la órbita secesionista

Cristian Reino

Barcelona

Martes, 3 de noviembre 2020, 14:22

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Govern catalán tira balones fuera. A pesar de que siguen trascendiendo contactos entre algunos de los detenidos la semana pasada en el marco de la operación Volhov y miembros del Ejecutivo catalán, la Generalitat no tiene previsto de momento emprender ninguna medida interna. Ni investigación, ni auditoría ni instar una investigación por parte del Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo catalán).

El Govern ha decidido ponerse de perfil y no emprenderá ninguna acción para tratar de esclarecer lo que apunta la investigación policial. El argumento que ha esgrimido esta tarde la consejera de Presidencia y portavoz, Meritxell Budó, es que el sumario es secreto (aunque ya se ha levantado) y que por tanto el Gobierno catalán no conoce su contenido. «Cuando tengamos la información, definiremos cómo actuamos», ha apuntado Budó. «No lo conocemos, pero todo parece un relato para seguir criminalizando al independentismo», ha asegurado.«No hay constancia de que se haya hecho algo fuera del procedimiento habitual de contratación. Total confianza en los servidores públicos», ha señalado Budó.

El sumario incluye contactos entre algunos de los empresarios de la órbita secesionista detenidos la semana pasada como Xavier Vendrell, David Madí y Oriol Soler y consejeros del Govern para tratar de influir en las concesiones y en las decisiones de la Generalitat. El Govern, no obstante, ha negado que Vendrell y Madí influyan en sus contratos. En concreto, el sumario da cuenta de una comida entre la consejera de Salud, Alba Vergés, y el exdirigente de ERC, Xavier Vendrell. En la conversación grabada por la Guardia Civil, el exconsejero de Gobernación durante el Tripartito de Pasqual Maragall afirma que ha quedado para comer con Vergés porque «no es consciente de la mafia que tiene dentro» de la consejería. Además, Vendrell acude al encuentro para «hacerle algunas reflexiones» sobre un concurso al que optaba su empresa. El auto judicial de detención aseguraba que Vendrell «no ha dudado en influenciar a sus contactos políticos de máximo nivel como consejeros» de la Generalitat. Participó además en la gestión de los centros que se abrieron para ingresar a personas procedentes de residencias afectadas por Covid. E intentó obtener un mayor rédito económico a través de asociarse con el exdirigente de CDC, David Madí, para proveer de test rápidos a la administración catalana.

Sobre el encuentro entre Vergés y Vendrell, Budó ha asegurado que en relación a las comidas privadas, hay que preguntárselo al afectado. «Desconozco con quién comen los consejeros», ha afirmado. El auto judicial, señalaba también que Madí «ha intentado obtener rédito económico de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus». Esos negocios pasaron por «activar una vez más, sus contactos políticos, como Víctor Cullell, exsecretario de Govern, o Braulí Duart, exsecretario general de Interior.

Desde la oposición, en cambio, se exigen explicaciones y comparecencias en el Parlament. «ERC y JxCAT han tomado el camino de la vergüenza y optan por el silencio ante los indicios de presunta corrupción», según Ciudadanos. «Mientras los catalanes cierran sus negocios, se van al ERTE o pierden el trabajo, la consellera de Salud, se reúna con un exmilitante de Terra Lliure, exconseller y militante de ERC para ver cómo le puede arreglar un contrato adjudicado a dedo», ha afirmado Carlos Carrizosa.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios