Borrar
El forense recomienda que Griñán no entre en prisión pese a haber acabado la radioterapia

El forense recomienda que Griñán no entre en prisión pese a haber acabado la radioterapia

El facultativo asegura que el expresidente de la Junta, tras el tratamiento, «necesita una vigilancia estrecha»

Jueves, 25 de mayo 2023, 09:52

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El informe del forense recomienda que el expresidente de la Junta José Antonio Griñan no entre en prisión para cumplir la condena por los ERE pese a haber concluido ya su tratamiento contra el cáncer. Según el facultativo, el condenado «necesita una vigilancia estrecha», que no puede recibir en el centro penitenciaria.

El informe médico es la respuesta a la petición de la Audiencia Provincial de Sevilla que a principios de este mes reclamó un estudio para saber si el tratamiento médico que precisa a partir de este momento Griñán, condenado a 6 años de prisión era «compatible» con su ingreso en un centro penitenciario.

El estudio insiste en que el cáncer que padece el expresidente andaluz sigue necesitando tratamiento hospitalario fuera de la cárcel y que la radioterapia recibida ha causado «efectos secundarios que persisten en la actualidad». «Se ha de recurrir a servicios hospitalarios externos a la prisión para el tratamiento de la enfermedad y de algunos de los efectos secundarios derivados de la radioterapia, y otros, a su vez, derivados del propio tratamiento de los efectos secundarios, que necesitan una vigilancia estrecha», insiste el médico.

A Griñán le fue diagnosticado el pasado año un denocarcinoma de próstata, en términos científicos un «adenocarcinoma acina grado 4+3 de Gleason. (Grado de pronóstico grupo 3 en una clasificación del 1 al 5).

Con ese diagnóstico, en enero el tribunal acogió como suyo el criterio del informe de la forense que examinó a principios de año a Griñán en el juzgado tras analizar también el diagnóstico del acusado. La sala zanjó entonces que de ese informe «se desprende con claridad la no conveniencia del ingreso del penado en el centro penitenciario».

A la vista del informe entregado al juzgado la situación médica del expresidente sigue siendo muy delicada tras acabar el tratamiento . EI Instituto de Medicina Legal pone en conocimiento de la Audiencia, expresamente, que en este caso pesa «una afectación física y psíquica de su padecimiento, en estrecha relación con su edad y su situación personal».

«Efectos secundarios»

El Instituto de Medicina Legal recupera en su nuevo documento un párrafo de su informe del pasado mes de enero, tras el cual la Audiencia aplazó a la finalización de la radioterapia su decisión sobre si suspender o no la pena de cárcel; según el cual «los efectos secundarios del tratamiento hormonal y de radioterapia, así como las frecuentes revisiones a las que debe ser sometido, parecen poco compatibles con la vida en prisión».

La Sección Primera de la Audiencia de Sevilla ha dado traslado del documento a las partes del procedimiento judicial, la Fiscalía y el PP andaluz, para que emitan su correspondiente informe, al objeto de adoptar una nueva decisión sobre si conceder la suspensión de la pena de cárcel o mantener el requerimiento inicial de ingreso voluntario en prisión.

En su momento, el tribunal ya preguntó al centro penitenciario de Sevilla por la posibilidad de que el expresidente reciba tratamiento dentro del penal acabada la radio. En su respuesta, la cárcel hispalense explicó a la Audiencia que para la atención médica «especializada», dispone de convenio con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) para derivar pacientes encarcelados a los «servicios especializados» de los hospitales Macarena y Virgen del Rocío, incluyendo en el «proceso de atención integral» acordado los «procedimientos terapéuticos tales como sesiones de quimioterapia o radioterapia», entre otros aspectos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios