Carme Forcadell y Dolors Bassa.

La Fiscalía recurre al Supremo el tercer grado de Forcadell y Bassa

El Ministerio Público presentará un escrito similar contra la semilibertad concedida a los otros siete dirigentes secesionistas condenados

CRISTIAN REINO Barcelona

La Fiscalía Provincial de Barcelona ha recurrido este lunes ante el Tribunal Supremo la decisión del Juzgado de Vigilancia penitenciaria de no suspender de manera cautelar el tercer grado otorgado por la Generalitat a Carme Forcadell y Dolors Bassa. Aunque la decisión del juzgado de vigilancia es provisional y está a la espera de dictar su posición definitiva, la Fiscalía trata de anticiparse para suspender ya el régimen de semilibertad de la expresidenta de la Cámara catalana y de las exconsejera de Trabajo y Asuntos Sociales, ambas en prisión por un delito de sedición.

El Ministerio Público, que se opone al tercer grado aprobado por la Consejería de Justicia a los presos del 'procés', presentará el mismo recurso para los siete dirigentes secesionistas encarcelados en Lledoners (Barcelona) y que dependen de otro Juzgado de Vigilancia penitenciaria.

Según la Fiscalía, la resolución del juez de Vigilancia que decidió no suspender de forma cautelar el tercer grado de Forcadell y Bassa «no se ajusta a derecho». El recurso de apelación se presenta ante la Sala Segunda del Supremo, la misma que juzgó y condenó a los nueve dirigentes secesionistas. El Ministerio Público reclama al tribunal sentenciador que «revise la legalidad» de la resolución del Juzgado de Vigilancia y acuerde el «efecto suspensivo».

«El efecto suspensivo del recurso del Ministerio Fiscal, es evitar, cuanto antes, que presos condenados a penas graves queden excarcelados, por el evidente riesgo de fuga», según la Fiscalía. A su juicio, por mucha prisa que se dé el juez con los recursos contra el tercer grado, los presos «tendrían tiempo de sobra para huir a cualquier lugar del mundo, dejando, pues completamente ineficaz el fin pretendido«. »Pese a que finalmente el tribunal sentenciador consideró que la clasificación en tercer grado estaba indebidamente otorgada, las condenadas, en los últimos seis meses, han permanecido cuatro meses y cinco días en régimen de tercer grado, pese a que no era el correcto, y sólo 57 días en el régimen de segundo grado que era el que les correspondía, situación que se puede repetir 'sine díe' hasta el final de la condena«, señala el Ministerio Público.