Ofrenda floral en el monumento de a Rafael Casanovas en el inicio de la Diada de Cataluña / EFE

La ANC carga contra el Govern en la Diada de la pandemia y la división

El independentismo reclama la autodeterminación y la amnistía de los presos del 'procés' en la ofrenda floral a Casanova

CRISTIAN REINO Barcelona

La pandemia marca este año la Diada de Cataluña. El Govern catalán ha suspendido casi todos los actos oficiales, salvo la ofrenda floral al monumento de Rafael Casanova, conseller en cap de Barcelona durante el sitio de 1714. Una ofrenda que este año se ha celebrado en formato de bolsillo, sin público, con mascarilla por parte de todos los participantes y sin que haya sonado el himno catalán cada vez que una entidad depositaba el ramo de flores. La Diada más deslucida de los últimos años.

Los primeros en honrar a Casanova han sido los miembros del Govern: Quim Torra, Pere Aragonès y Meritxell Budó. Tradicionalmente, participaba todo el gobierno, pero esta vez han acudido únicamente tres miembros. Lo mismo en el resto de delegaciones, como la del Parlament, el Ayuntamiento de Barcelona, la Diputación, así como los partidos. Han intervenido todas las fuerzas con representación en la Cámara catalana salvo la CUP, Ciudadanos y el PP.

Las fuerzas independentistas han reclamado la amnistía y el derecho a ejercer la autodeterminación. Han llamado a la unidad y a aparcar los reproches. El secesionismo se ha conjurado para celebrar la última Diada con «presos y represión» y ha reclamado una respuesta política al Gobierno central para que permita la celebración de un referéndum. Según JxCat, este 11 de Septiembre debe ser un momento de reflexión para el secesionismo sobre la estrategia a seguir. Y para ERC debe ser «punto de inflexión» para un referéndum. La Diada de este año está marcada no obstante por la división en el independentismo, que afronta el 11-S sin estrategia y sin un rumbo claro. JxCat y ERC libran una pugna por la hegemonía en el soberanismo y por el calendario electoral, ante la más que probable inhabilitación de Quim Torra, tras el juicio que afronta el próximo 17 de septiembre en el Tribunal Supremo.

La ANC ha ahondado esta mañana en la división del movimiento, cargando contra el Govern catalán y contra los Mossos d'Esquadra. Elisenda Paluzie ha acusado al Gobierno catalán de no tener proyecto ni cohesión y de haber decepcionado al secesionismo. A los Mossos los ha tachado de policía española. Ha llamado además a las bases independentistas a hacer la guerra por su cuenta. «Estamos cansados de esperar», ha asegurado en Rac-1, anticipando el discurso de esta tarde tras las manifestaciones. «Hay que ponerse en marcha para avanzar en la independencia», ha señalado. La ANC ha mantenido las movilizaciones contra viento y marea e ignorando las recomendaciones de las autoridades sanitarias y los médicos. Esta tarde, ha convocado 107 concentraciones en 80 municipios. Todas ellas de pequeño formato. La mayor se prevé que sea la de Badalona con unas 1.700 personas.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha felicitado a primera hora la Diada a los catalanes y ha apelado a impulsar el reencuentro en Cataluña. «Desde el diálogo dentro de la Constitución seguiremos trabajando para impulsar el reencuentro en Cataluña», ha apuntado en Twitter.

La Diada ha comenzado a primera hora con actos de sabotaje que han provocado incidencias en trenes AVE y Cercanías. Renfe ha informado que el servicio está afectado por actos vandálicos, principalmente en Girona. En concreto en el AVE de Girona a Figueres, donde un incendio en la zona de las vías ha interrumpido la circulación en este tramo. Cuatro trenes afectados, de los que dos de ellos son de conexión internacional con Francia. A las 10.25 se ha recuperado el servicio, dos horas y media después. En Cercanías, la línea R11 entre Maçanet y Figueres está afectada por varios actos vandálicos.