El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños. / EFE

Bolaños critica a Olona que aún siga «cobrando» del Congreso

La líder andaluza de Vox mantiene su escaño en el Parlamento español

CRISTIAN REINO

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha criticado este miércoles a la líder de Vox en Andalucía, Macarena Olona, quien diez días después de las elecciones andaluzas

mantiene su escaño en el Congreso de los Diputados, a pesar de que prometió quedarse como parlamentaria en Andalucía. «Está para cobrar, pero no para venir a trabajar», le ha reprochado el ministro en la sesión de control al Ejecutivo en la Cámara española.

La candidata de Vox a la presidencia de la Junta de Andalucía mantuvo una posición ambigua durante la campaña respecto a cuáles eran sus intenciones una vez pasaran las elecciones. Afirmó que su apuesta por Andalucía era «firme» y aspiraba a la vicepresidencia del Gobierno autonómico, pero al mismo tiempo aseguró que es «hija de dios» y como tal no puede saber los «designios que hay por delante». Dejó las puertas abiertas. De momento, sigue en nómina y mantiene el escaño en el Congreso, a la espera de si recoge su acta en el Parlamento andaluz. Bolaños ha insistido en las críticas a la líder andaluza de la extrema derecha, a quien el PSOE ya censuró en campaña su empadronamiento en Salobreña (Granada) sin renunciar al escaño en el Parlamento español. En varias interpelaciones, Vox ha afeado al Gobierno que incurra en un elevado gasto improductivo del Estado.

La formación ultra ha replicado al ministro por su «miserable» respuesta que «insulta», ha dicho, a la Cámara española y le ha preguntado qué piensa hacer el Gobierno, más allá de recurrir al «insulto absurdo patético y caricaturesco« e inventarse una »realidad paralela«, para que los españoles puedan llegar a final de mes. Según la formación de Santiago Abascal, las medidas anticrisis anunciadas por el Ejecutivo son meros parches y el Gobierno y su «inutilidad» están »dinamitando la economía« y «estafando» a millones de españoles. Bolaños ha señalado que el Gobierno se encarga de »las cosas del comer» y ha asegurado que ha bajado la luz, el combustible y el transporte público y al mismo tiempo ha subido el salario mínimo y las pensiones. Vox, en cambio, es la «antiEspaña», ha afirmado, y el partido de las «élites reaccionarias».