Ayuso no se confía y avisa de que «por poco se puede perder todo»

Vox y Ciudadanos restan credibilidad al estudio de Tezanos e insisten en que «aún queda mucho partido por jugar»

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSO Madrid

Todos los sondeos electorales pronostican una gran victoria de Isabel Díaz Ayuso el próximo 4 de mayo en Madrid, pero ninguna le ha confirmado aún la mayoría absoluta en solitario a la que aspira. Desde que apretó el botón nuclear de elecciones, la presidenta regional no ha ocultado su deseo de gobernar «con las manos libres», sin depender de Vox o Ciudadanos, como hace Alberto Núñez Feijóo en Galicia. Un triunfo que, en la dirección nacional del PP creen, catapultaría a Pablo Casado a la Moncloa. De ahí que el líder de los populares haya ligado su futuro al de Díaz Ayuso y haya dado orden de que el partido entero se vuelque con la candidata, como lo hicieron con Alejandro Fernández en Cataluña.

Sin embargo, como la propia presidenta madrileña ha repetido en varias ocasiones «en el futuro nada está escrito». De cumplirse el pronóstico del CIS, el voto del centroderecha se concentraría en torno al PP dejando a sus rivales y potenciales aliados en declive o directamente en caída libre. La formación de Inés Arrimadas se quedaría fuera de la Asamblea de Madrid mientras que los de Santiago Abascal se colocaría a apenas cuatro décimas de seguir el mismo camino que los liberales amenazando la reelección de Díaz Ayuso. «Hay algo en lo que sí coincido con el CIS, en que por poco se puede perder todo. La libertad, la política educativa o tener a Pablo Iglesias como vicepresidente de Madrid», aseveró este lunes la dirigente popular.

Aunque reconoció que los dos bloques, el de izquierda y el de derecha, están muy cerca el uno del otro, Díaz Ayuso restó importancia al valor de este sondeo y alertó del riesgo de que gobierne un PSOE convertido «en refugio de golpistas, batasunos, okupas y bolivarianos» y que está dispuesto a gobernar de nuevo con quienes quieren «acabar con el modelo de 1978».

Sin 'sorpasso' de Vox

Vox tampoco se cree el reparto de escaños que hace el CIS para el 4-M y ve «imposible» el 'sorpasso' de Pablo Iglesias. «Ni en sus mejores sueños», aseguró el portavoz del comité de acción política, Jorge Buxadé, que recordó que el organismo que dirige José Félix Tezanos ya erró a la baja en los comicios catalanes.

En la cúpula de Ciudadanos desconfían por lo general de las encuestas, y en particular de las del CIS porque, dicen, «no son los más fiables». Según el estudio realizado por el organismo público, el partido naranja se quedaría a unas décimas de conseguir el 5% de los votos necesario para entrar en la Cámara madrileña. «Aún queda mucho partido por jugar», señaló el portavoz nacional, Edmundo Bal.

Pese a los malos augurios demoscópicos, el también candidato de Madrid enfrenta la contienda «motivado» y advirtió de que queda al alcance de unos pocos votos que Ciudadanos «sea decisivo a la hora de decidir las políticas de esta comunidad».