La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, hoy en Madrid. / efe

Ayuso avisa de que continuará bajando los impuestos para seguir siendo «motor y refugio»

La presidenta de la Comunidad de Madrid pide una «reducción drástica del gasto público y de los impuestos» cuando el PP llegue a La Moncloa

Cristina Vallejo
CRISTINA VALLEJO Madrid

En plena confrontación entre el Gobierno central y el Partido Popular, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se quiso reivindicar (a ella y al territorio que gobierna) como adalid de la política fiscal más liberal: «Llevamos 18 años bajando todos los impuestos», aseguró; y recordó que en su región el Impuesto sobre el Patrimonio lleva bonificado al 100% desde el año 2008. Díaz Ayuso avisó también de que va a continuar bajando los impuestos haciendo uso de su autonomía fiscal «para poder seguir siendo motor y refugio de todos». «No les quepa duda de que la Comunidad de Madrid seguirá bajando los impuestos y seguirá combatiendo la política contraria a la seguridad jurídica, autoritaria y de voracidad fiscal, como ha denunciado en numerosas ocasiones Alberto Núñez Feijóo», afirmó la líder popular madrileña, haciendo un guiño al presidente nacional del PP y cargando las tintas contra el Gobierno de Pedro Sánchez.

Asimismo, instó a su partido a que cuando llegue a La Moncloa, acometa «una reducción drástica del gasto público y de los impuestos» y que «flexilice el mercado». Frente a ese modelo que quiere para el Partido Popular, dibujó a un Sánchez que, según sus palabras, «está amasando la mayor hucha política de la democracia y la está guardando para su año electoral; los españoles le vamos a pagar su campaña política», lanzó.

«Defenderemos nuestro modo de ver la vida», insistió Ayuso, quien también criticó la medida propuesta por el presidente valenciano, Ximo Puig, que consiste en que en el sistema de financiación autonómica se contemple como criterio adicional de reparto de los ingresos del Estado el tipo de política fiscal que se aplica en cada comunidad, para penalizar a aquéllas que practiquen un «desarme fiscal».

La presidenta de la Comunidad de Madrid cargó también contra el nuevo gravamen sobre la riqueza de carácter temporal que diseña el Ministerio de Hacienda. Es un impuesto «injusto», afirmó, «que atenta contra el derecho a la propiedad», añadió, «porque obliga a pagar todos los años por algo por lo que ya se tributó cuando se compró». Así lo están entendiendo cada vez más comunidades autónomas, que se suman, incidió, «al criterio de Madrid». Díaz Ayuso enumeró las últimas comunidades que han anunciado medidas para eliminar o aumentar la bonificación del Impuesto del Patrimonio, como Andalucía, Murcia o Galicia. «Es un impuesto antieconómico», abundó la presidenta popular, que recriminó al Gobierno que quiera establecer este nuevo gravamen «para demostrar quién manda aquí».

«¿Cómo piensa el Gobierno combatir el 'dumping' fiscal en un mundo globalizado y competitivo?», expuso la presidenta madrileña, soslayando el hecho de que en otros países de la OCDE también se grava el patrimonio, aunque sea con otras figuras fiscales. Ayuso también hizo referencia a la bajada de impuestos anunciada en el Reino Unido, pero haciendo caso omiso del castigo que han sufrido los activos del país en los mercados financieros.

Ayuso quiso incidir también en la imagen de Madrid como comunidad constantemente agraviada por el Gobierno central: «Lo que tiene este presidente del Gobierno con Madrid como capital de España, y sólo por el simple hecho de que no la controla, es pura obsesión», aseguró. «Todos los anuncios que está haciendo este Gobierno llevan de manera velada o a la vista de todos consecuencias nefastas concretamente para la Comunidad de Madrid», insistió. «Y todo por puro electoralismo», añadió. Al tiempo, agregó, que el Gobierno central también se opone siempre a lo que propone Madrid «para luego no pocas veces acabar imitándonos porque nuestras fórmulas demuestran ser las acertadas».

Y, como reacción a las elecciones italianas celebradas este domingo, Díaz Ayuso consideró que el titular es «el desastre de los socialistas fusionados hoy con la ultraizquierda». Respecto a los resultados de estos comicios, añadió: «Ver la catarata de titulares en contra de la elección de los ciudadanos en las urnas me parece significativo; parece que sólo unos pueden acceder al Gobierno».