La Audiencia Nacional busca a los 'cerebros' del asesinato de Miguel Ángel Blanco

García-Castellón reabre la investigación sobre la muerte del edil de Ermua y encarga informes a Policía y Guardia Civil

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDO Madrid

La Audiencia Nacional ha decido reabrir la investigación del asesinato de Miguel Ángel Blanco cuando se cumplen casi 25 años del asesinato del edil de Ermua el 12 de julio de 1997. Pero el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6, Manuel García Castellón, no reactiva esta causa para conocer los hechos y circunstancias que rodearon la muerte del concejal, que ya se consideran esclarecidos, sino para intentar llevar al banquillo a los 'autores intelectuales' de aquel secuestro que acabó en asesinato y que mantuvo en vilo a toda España durante varios días.

El instructor del tribunal de la Calle Génova ha decidido admitir a trámite una querella presentada por la Asociación Dignidad y Justicia (DyJ) y ya ha encargado informes a la Policía Nacional y a la Guardia Civil para que determine quiénes fueron los cerebros de aquel atentado y dieron la orden de asesinar a Blanco a los dos pistoleros que finalmente le mataron, Francisco Javier García Gaztelu, 'Txapote', y a su compañera sentimental Irantzu Gallastegui Sodupe. Los dos fueron condenados en 2006 a 50 años de cárcel cada uno como autores materiales de la muerte del político del Partido Popular.

La sentencia de la Sección Primera de lo Penal de la Audiencia Nacional que condenó a 'Txapote' y a Gallastegui consideró probado que ambos «planificaron y ejecutaron el secuestro y posterior asesinato de Miguel Ángel Blanco, siguiendo las directrices de la cúpula de la organización terrorista ETA, que tenía entre sus objetivos más inmediatos el secuestro de un concejal del PP para exigir a cambio de su liberación el acercamiento de los presos de la banda a cárceles del País Vasco».

«El ejecutor material condenado empuñó la pistola. Pero los nueve aquí querellados empuñaban al ejecutor material de la misma manera. Son los auténticos autores detrás del autor», argumenta la querella de Dignidad y Justicia, que señala como 'cerebros' de aquel asesinato a los nueve jefes de la banda terrorista que presuntamente componían el máximo órgano de dirección -el ZUBA- aquel verano de hace ya casi cinco lustros: Miguel Gracia Arregui, alias 'Iñaki de Rentería'; José Javier Arizcuren, alias 'Kantauri'; María Soledad Iparaguirre, alias 'Anboto'; Juan Carlos Iglesias Chouzas, alias 'Gadafi'; Mikel Albisu, alias 'Mikel Antza'; Asier Oyarzabal, alias 'Baltza'; Vicente Goicoetxea, alias 'Willy', Carlos Ibarguren, alias 'Nervios'; y Jokin Etxebarria.

Dignidad y Justicia ha pedido a la Audiencia Nacional que se retire de forma inmediata a los querellados que se encuentran en libertad por el «claro riesgo de fuga», además de que se llame a declarar a esos nueves exjefes de ETA.