Captura de un vídeo que muestra la visita del presidente argelino, Abdelmayid Tebune (i), al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en un hospital militar de Argel.

Argelia garantiza el suministro de gas a España pese al viraje en el Sáhara

El presidente Tebune afirma que «jamás se deshará de sus compromisos» con el Estado español, pese a sus críticas al Gobierno por el Sáhara Occidental

Mateo Balín
MATEO BALÍN Madrid

La relación comercial entre Argelia y España se mantiene intacta y no habrá modificaciones en la exportación de gas. Pese al anuncio del Gobierno de aceptar el plan de autonomía marroquí para el Sahara Occidental, el presidente argelino, Abdelmayid Tebune, ha asegurado que los lazos con el Estado español son «fuertes y firmes» y que cumplirá con sus compromisos «cualquiera que sea la circunstancia».

Las palabras de Tebune -pronunciadas en una entrevista a la televisión pública argelina- zanjan así cualquier controversia, alimentada sobre todo por la oposición española, respecto a la solidez del acuerdo para el suministro de esta fuente de energía. Una cuestión estratégica para España, ya que el gas del país magrebí representa el 25% de la demanda nacional -ha llegado a superar el 40%- y el pasado año se pagaron 2.600 millones por su importación.

El también ministro de Defensa quiso «distinguir» entre la responsabilidad del Gobierno respecto al Sáhara Occidental y la relación con el Estado español. «Con este tenemos relaciones fuertes y muy firmes», declaró Tebune, quien aseguró que Pedro Sánchez ha tomado una decisión impopular «sin el apoyo del Congreso ni de la calle», constató.

«No me entrometo»

No obstante, el exdirigente del Frente de Liberación Nacional, rechazó que estas declaraciones supongan una injerencia en las decisiones del Ejecutivo español. «No me entrometo en los asuntos internos de España, pero nosotros, como país observador en lo que concierne al Sáhara Occidental, consideramos que es potencia administradora», recordó.

Con todo, Tebune quiso insistir en un mensaje de apaciguamiento y garantizó que su país cumplirá «absolutamente» todos los acuerdos en lo que se refiere al suministro de gas después de que la empresa Sonatrach avisara de la posibilidad de «recalcular» los precios. «Para tranquilizar a nuestros amigos españoles: Argelia jamás se deshará de sus compromisos», concluyó.