Sesion de control al presidente Pere Aragonés en el Parlament. / EFE

Aragonès se querella contra la exdirectora del CNI

El Govern no ve ahora urgente convocar la mesa de diálogo

CRISTIAN REINO Barcelona

El Govern ha anunciado este martes que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, se querellará en las próximas horas, entre hoy y mañana, contra la exdirectora del CNI, Paz Esteban, y contra la empresa israelí Pegasus, fabricante del software de espionaje. La querella está anunciada desde hace dos meses, cuando estalló el caso Pegasus, que afectó a una sesentena de personas del ámbito nacionalista, entre ellas Pere Aragonès. Esteban fue cesada por el Gobierno en plena crisis por el caso de espionaje y tras conocerse que el móvil de Pedro Sánchez también había sido espiado.

La intervención del teléfono del presidente de la Generalitat por parte del CNI fue admitido por la propia Esteban en su comparecencia en la comisión de secretos oficiales celebrada el pasado 5 de mayo. El Govern ha señalado que su objetivo con la querella es que se inicie un proceso legal para investigar y esclarecer el llamado 'catalangate', determinar responsables y reparar daños a las víctimas. La denuncia pone el foco en la exdirectora del CNI y en los servicios secretos españoles aunque podría ampliarse a más personas.

La Generalitat mueve ficha en plena negociación para la celebración de una reunión entre Pedro Sánchez y Pere Aragonès. El Gobierno catalán ha señalado que trabajan para fijar una fecha en el presente mes de julio. Hace dos meses que Sánchez y Aragonès convinieron cerrar un encuentro para abordar la crisis en las relaciones como consecuencia del estallido del caso Pegasus.

El presidente del Gobierno apuntó el fin de semana en El País que la mesa de diálogo podría reunirse también en el mes de julio. El Govern, en cambio, ha advertido de que no hay tanta prisa para ello. Primero la reunión de presidentes, ha señalado la portavoz del Ejecutivo catalán, Patricia Plaja. «No se dan las condiciones aún» para reactivar la mesa, ha avisado. «Esta reunión estaba prevista a principios de año, estamos a julio. No hacen falta prisas. Una cosa detrás de la otra», según Plaja. «No tiene sentido avanzarse hablando de una mesa de negociación. Ahora mismo no nos encontramos en este punto», ha rematado.