Marta Vilalta, en una imagen de archivo. / EFE/Vídeo: e. P.

ERC amenaza con tumbar «todas» las votaciones del Gobierno

«Seguramente» habrá más ejemplos como el no de Esquerra a la reforma laboral, afirma Marta Vilalta

CRISTIAN REINO Barcelona

El Govern catalán y ERC han redoblado la presión sobre el Gobierno para que en los próximos días mueva ficha y trate de arrojar algo de luz en relación al caso del espionaje que pueda satisfacer a los nacionalistas. El Gobierno catalán advirtió este lunes que la legislatura española «pende de un hilo», mientras que Esquerra amenazó con tumbar «todas» las leyes y decretos que impulse el Ejecutivo central. «Pueden peligrar todas» las iniciativas parlamentarias del Gobierno, avisó avisado la secretaria general adjunta de Esquerra, Marta Vilalta, tras la reunión semanal de la dirección republicana.

«Seguramente» habrá más «ejemplos» como la votación de la reforma laboral, insistió Vilalta. Esquerra se posicionó en contra de la propuesta de modificación de la reforma laboral, que salió adelante gracias a un diputado del PP, que erró el sentido de su voto. La primera prueba la tendrá ERC este jueves en la votación de las medidas anticrisis recogidas en el decreto que propone el Ejecutivo central. «Es una posibilidad votar en contra», dijo Vilalta, aun admitiendo que el decreto puede tener efectos beneficiosos para la ciudadanía.

En estos momentos, los trece diputados republicanos en el Congreso están más cerca del no que del sí en la votación del jueves, pero también reconocen en privado que esta votación es la peor posible para poder escenificar el «cabreo» que tienen con el Gobierno por el caso del espionaje. «No tenemos ningún pacto con Pedro Sánchez», afirmó la portavoz de ERC. «Tenemos un pacto con la ciudadanía de Cataluña y cuando las medidas son útiles, votamos a favor», destacó, dando a entender la contradicción que provoca en las filas republicanas la votación de este jueves sobre los efectos económicos de la guerra.

Vilalta, como la consejera Laura Vilagrà, consideró «insuficientes» las explicaciones que ha ofrecido hasta la fecha el Gobierno y exigió dimisiones, sin precisar quién, y que el Gobierno sea más transparente. «La pelota está en el tejado del Ejecutivo», dijo. «Aún no hemos oído a Sánchez y un escándalo mayúsculo como este caso no se resuelve con una investigación interna en el CNI sin garantías», advirtió. ERC asegura que el Gobierno sabía que se estaba espiando a los independentistas y el caso «no puede quedar impune».

Los republicanos creen que se han roto las confianzas con los socialistas y que el caso ha afectado a su relación, pero de momento evitan la ruptura total, como pide Carles Puigdemont desde las filas de Junts. El Gobierno tiene que mover ficha, según ERC. Esto es: más explicaciones, porque las del ministro Bolaños no les basta, transparencia y asunción de responsabilidades. «La situación es crítica», ha rematado ERC.