El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida durante la sesión extraordinaria y urgente del Pleno municipal / EFE

Almeida desmiente a Ayuso y asegura que no hay pruebas del espionaje

El alcalde garantiza que no se desembolsó «dinero público» de empresas municipales para contratar un detective

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDO Madrid

José Luis Martínez-Almeida compromete su palabra, aunque ello suponga desmentir a Isabel Díaz Ayuso: no hay pruebas de que desde el Ayuntamiento que dirige ni desde ninguna de sus departamentos se intentara contratar los servicios de una empresas de detectives para espiar al entorno familiar de la presidenta de la Comunidad de Madrid o conseguir datos bancarios y fiscales del hermano de la jefa del Ejecutivo autonómico, Tomás Díaz Ayuso.

El alcalde de Madrid negó este viernes la mayor una y otra vez durante un Pleno extraordinario y monográfico en el hemiciclo de Cibeles para abordar la supuesta trama de espionaje al entorno de la presidenta. No existió, según su versión, ni siquiera un intento contacto por parte de nadie del Ayuntamiento o de sus empresas con Julio Gutiez, el dueño de la agencia de detectives Mira, para encargarle indagar sobre los negocios y cuentas del hermano de la presidenta. Todo ello con el propósito de comprobar si éste había recibido dinero y por qué concepto por parte Priviet Sportive, la empresa a la que la Comunidad de Madrid adjudicó un contrato de 1,5 millones de euros para conseguir 250.000 mascarillas en China.

Según Martínez-Almeida «no se ha podido acreditar» que desde la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) se encargara a Mira ningún trabajo. «A través del presidente EMVS (Álvaro González) nos pusimos en contacto con el detective, y como queda acreditado en las grabaciones, niega contacto desde la EMVS. No solo niega el encargo, sino que niega en esa conversación que se haya producido siquiera ese contacto. Y no parece que quepa duda cuando fueron dos conversaciones telefónicas, pero hasta 16 llamadas para poder contactar con él», insistió el primer edil en el Pleno.

Diferencias

La versión del alcalde contrasta con la del entorno de la presidenta, que fue el que desveló que el PP nacional se habría valido de la EMVS para hacer en el encargo de ese espionaje. Un supuesto trabajo, que nunca llegó a llevarse a cabo, que en cualquier caso ya le ha costado la cabeza a Pablo Casado y a Teodoro García Egea y que la semana pasada provocó la fulminante destitución de la mano derecha y amigo íntimo del alcalde, Ángel Carromero, señalado como persona destacada en esta maniobra contra la jefa del Ejecutivo autonómico.

Las explicaciones del alcalde de que el detective negó incluso al Consistorio que se hubieran puesto en «contacto» con él tampoco casan del todo con la versión que ha dado el propio Julio Gutiez. «A Mira Detectives vinieron a contratarle unas personas vinculadas a alguna empresa del Partido Popular, o en las que gobierna el PP. Les dije a estas personas que el trabajo que me querían encargar era ilegal por los datos que solicitaban y ya no entré mucho más en el interés legítimo, que tampoco lo tenía», explicó Gutiez la pasada semana en una entrevista a la cadena de televisión 7NN, donde precisó que lo que le pidieron desde el entorno del fueron «unos datos muy concretos de la Agencia Tributaria» ,. Gutiez se ha negado desde el inicio a facilitar la identidad de la persona que le llamó alegando el secreto profesional.

Ante el Pleno, el alcalde se deshizo en explicaciones para desligarse de cualquier intento de espionaje al entorno de Ayuso. Explicó que se realizó una revisión de la contratación «sin que se advirtiera de ninguna manera que hubiera podido haber algún encargo simulado». «No se ha producido ningún tipo de encargo ni ha habido dinero público de por medio», reiteró tajante el primer edil madrileño desmintiendo la versión de la Comunidad y del propio detective.

Es más, Almeida recordó que desde que estalló la pasada semana el escándalo sobre la presunta trama de espionaje nadie ha logrado desmentir su versión. «Nos seguimos manteniendo firmes en ese compromiso. Llegaremos hasta el final, daremos toda la información necesaria, despejaremos cualquier duda sobre lo que ha podido pasar o no. A pesar de las acusaciones, todavía no se ha acreditado de ninguna manera que hayamos incurrido en mentira, sino avalar las informaciones que hemos manifestado. Por ahora parece que la verdad se identifica con todo lo que hemos explicado hasta el momento», insistió.