Mauricio Casals, a la derecha de la imagen. / Efe

El juez del 'caso Villarejo' archiva de nuevo la causa a Mauricio Casals

El presidente de La Razón y consejero de Atresmedia estaba investigado por un encargo al comisario para espiar a los hermanos Pérez Dolset

Mateo Balín
MATEO BALÍN Madrid

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, instructor del 'caso Villarejo', ha dictado un auto en la pieza en la que se investiga el presunto espionaje a los hermanos Javier e Ignacio Pérez Dolset en el que acuerda el archivo de la causa respecto del presidente de La Razón y miembro del Consejo de Administración de Atresmedia Corporación, Mauricio Casals.

El magistrado considera que a lo largo de la investigación no se ha demostrado la participación de Casals en la contratación de la empresa Cenyt, propiedad del comisario jubilado, para espiar a los fundadores de la tecnológica Grupo Zed. Ello pese a que en las agendas intervenidas a José Manuel Villarejo existen referencias concretas al empresario de la comunicación. En cambio, el juez, haciéndose eco de este mismo soporte documental, ha acordado citar como investigado al periodista Miguel Ángel Liso por un presunto cohecho.

Es la segunda vez que García Castellón archiva la causa a Casals. Ya lo hizo en junio de 2020. Sin embargo, la defensa de los Pérez Dolset recurrió en apelación y la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional estimó de forma parcial su escrito en diciembre pasado. Ordenó al juez citar al empresario como investigado por presunto cohecho y realizar nuevas diligencias para esclarecer los hechos.

Casals declaró el 8 de febrero pasado, se desvinculó de Villarejo y, de forma posterior, la Policía Judicial del caso -la unidad de Asuntos Internos- remitió un informe sobre las agendas de Villarejo, fechadas en febrero de 2013, en el que descartaba la participación directa del presidente de La Razón en estos hechos.

«Analizar un tema de investigación»

En cambio, sostiene ahora el juez, las agendas permiten dirigir la investigación hacia otra persona, Miguel Ángel Liso, periodista que formaba parte del Grupo de Comunicación Zeta y que justo en la fecha en que se inicia el proyecto se dirige a Villarejo para «analizar un tema de investigación».

Respecto a la solicitud de diligencias solicitadas por los hermanos Pérez Dolset el pasado 30 de abril, en la que pedían la imputación de altos cargos de Planeta como José Crehueras, de la mercantil como personan jurídica o del expolicía Antonio Giménez Raso, próximo a Villarejo, el juez las desestima por «inútiles e innecesarias» y señala que «no hay ningún indicio que permite sostener la participación ni del Grupo Planeta ni de Mauricio Casals en el encargo llamado 'proyecto Brod'«.