Pedro Sánchez recibe a Boris Johnson en el Museo del Prado. Al fondo, Begoña Gómez, esposa del presidente del Gobierno. /EFE

Pedro Sánchez recibe a Boris Johnson en el Museo del Prado. Al fondo, Begoña Gómez, esposa del presidente del Gobierno. / EFE

Cumbre de la OTAN Madrid 2022 Los líderes de la OTAN y de Europa confraternizan con los lienzos del Prado

Los mandatarios celebran en el museo una cena de trabajo preparada por el chef José Andrés y con Ucrania en el recuerdo

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

Estaba pensada como una cena de trabajo, pero ¿quién puede limitarse a mirar papales cuando a su alrededor pululan 'Las tres Gracias' o 'La familia de Carlos IV'? El Prado acogió este miércoles la Cena Euroatlántica, uno de los momentos culminantes de la cumbre de la OTAN de Madrid. En un ambiente tan especial como el que crean algunas de las mayores obras de arte del mundo, los líderes mundiales degustaron un menú elaborado por el chef José Andrés que evocó los sabores típicos de Madrid.

El anfitrión, Pedro Sánchez, y su mujer, Begoña Gómez, recibieron a los invitados con 'Las Meninas' de fondo. Por allí pasaron los dirigentes de los 36 países participantes. El presidente norteamericano, Joe Biden, fue el último en llegar (esta vez sin su mujer, ya de vuelta en Estados Unidos, pero sí con sus nietas) y el primer ministro británico, Boris Johnson, uno de los que más interés mostró en los cuadros.

El plato principal de la cena estuvo compuesto de espaldita de cordero cocinada a baja temperatura con puré de limón. Y bajo el nombre 'Sabores de Madrid', el postre combinó en un solo plato el anís de Chinchón, la fresa de Aranjuez, el barquillo y el caramelo de violeta. Previamente se sirvió un aperitivo de bacalao, naranja y remolacha, mientras que el entrante ha sido gazpacho de bogavante con verduras de verano al aroma de albahaca y aceite de oliva virgen extra de variedad Arbequina, según informó el Gobierno.

José Andrés preparó la cena, invitado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, «en reconocimiento a su labor como líder de la ONG World Central Kitchen, Premio Princesa de Asturias de la Concordia por el trabajo realizado en favor de los afectados por crisis humanitarias». El apoyo a la situación de los ucranianos se convirmó con una actuación de la Orquesta Sinfónica de Kiev.

Los jefes de Estado, de Gobierno y sus ministros se llevaron del Prado un obsequio: monedas acuñadas por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda con motivo del 275 aniversario del nacimiento de Francisco de Goya. Los mandatarios recibieron un cincuentín de plata con un fragmento de la obra 'La Vendimia o El Otoño' y el autorretrato del pintor en el anverso. A los ministros les correspondió una onza de plata, que representa la pintura 'El Quitasol' y, en la otra cara, muestra la obra escultórica de Goya realizada por Mariano Benlliure que preside una de las entradas al museo. Y a los acompañantes se les entregaron juegos de vidrio que vieron fabricar en la visita de esta mañana a la Real Fábrica de Cristales de La Granja. Las botellas tienen grabados el escudo de España y los vasos están tallados por los maestros de la Real Fábrica.

Mientras, en la plaza de Tirso de Molina a apenas un kilómetro del Prado, un centenar de personas se manifestaron contra la cumbre y corearon lemas como 'OTAN, no, bases fuera', 'Gastos militares para escuelas y hospitales' o 'En Melilla la OTAN asesina'. Alrededor de treinta policías antidisturbios estaban preparados para actuar, pero tras una hora y media, la concentración se dispersó sin incidentes.