El delegado de la Hermandad Nacional Monárquica de España en Baleares y el pastelero junto a la ensaimada que recibirá el Rey.

Felipe VI, 53 velas en una ensaimada de un metro

El Rey celebra esta sábado su cumpleaños en familia y en la intimidad de Zarzuela

S. RODRÍGUEZ Madrid

Don Felipe está este sábado de celebración. Cumple 53 años. El Rey, sin agenda oficial, pasará el día en Zarzuela. En la intimidad. Allí recibirá, al menos que se sepa, un regalo muy dulce que llegará desde Mallorca: una ensaimada. Pero no una ensaimada al uso. La que llamará este sábado a su puerta tiene un diámetro de un metro. Aunque no hay que llevarse a engaños y el factor sorpresa está ya amortizado. Uno, porque la Hermandad Nacional Monárquica de España en Baleares ya se ha encargado de difundirlo y, dos, porque hace exactamente un año esta agrupación instauró lo que pretende convertirse en una tradición: que Felipe VI disfrute del sabor por antonomasia de la isla por su cumpleaños.

El último año ha venido acompañado de bastantes sinsabores para el monarca. Si hace 366 días (2020 fue bisiesto) don Felipe disfrutó de un almuerzo con amigos en un restaurante de Madrid y luego merienda-cena en Zarzuela con doña Letizia y sus hijas Leonor y Sofía, en esta ocasión «no tiene previsto hacer nada especial», dicen fuentes bien informadas. La situación pandémica no invita a grandes celebraciones, tampoco su situación familiar, con su padre en el punto de mira de la justicia y con el que la ruptura, desde el mes de marzo pasado, cuando renunció a su herencia y le despojó de la asignación de la Corona, es total.

EP

Don Felipe, que tampoco tiene relación con su hermana la infanta Cristina desde que estalló el 'caso Nóos', sí cuenta en cambio con el apoyo y amor incondicional de su madre, la reina Sofía, quien muy probablemente, aunque sea con la distancia de fija los protocolos covid, se acercará a ver a su hijo desde su residencia al Pabellón del Príncipe del complejo de Zarzuela, donde residen los Reyes y sus hijas, para felicitarle por su 53 cumpleaños.

Desde que accediera al trono, Felipe VI casi siempre ha tenido actividad en este día. En 2019, por ejemplo, visitó por sorpresa a las tropas españolas desplegadas en Irak, mientras que el año anterior, cuando cumplió los 50, aprovechó la ocasión para imponerle a la heredera el toisón de oro, la máxima distinción de la Casa Real. Es, de hecho, la única condecoración que ha concedido don Felipe desde que accedió al trono. En este tiempo transcurrido desde junio de 2014 el Rey no ha otorgado ningún título nobiliario; al contrario, ha recuperado para la Corona el Ducado de Palma que don Juan Carlos había dado a la infanta Cristina con motivo de su boda con Iñaki Urdangarin.