Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 16 de julio
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares efe
España y Gibraltar chocan por el incidente en el que dos agentes aduaneros resultaron heridos

España y Gibraltar chocan por el incidente en el que dos agentes aduaneros resultaron heridos

El Ministerio de Asuntos Exteriores condena la agresión a los agentes y rechaza «tajantemente» la declaración del Gobierno británico en el que tacha de «violación muy grave» de su soberanía el suceso

F. Morales

Viernes, 3 de febrero 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

En las últimas horas se ha elevado la tensión diplomática entre España y Gibraltar como consecuencia del incidente que tuvo lugar este jueves en una playa de la Línea de la Concepción. Dos agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) resultaron con heridas graves tras ser lapidados por traficantes de tabaco en una playa de la Línea, en Cádiz, a los que prentendían dar caza. Mientras Gibraltar tachó este viernes de «violación muy grave» de su soberanía la intervención de los agentes, el Gobierno español -en concreto, el Ministerio de Asuntos Exteriores- negó que la zona próxima a Gibraltar donde se produjeron los hechos sea de soberanía británica.

Pero mientras Reino Unido considera que se trata del incidente «más grave y peligroso desde hace muchos años» en la zona, el Ministerio pilotado por José Manuel Albares, que ha condenado la «agresión sufrida» por miembros de Aduanas, rechazó «tajantemente» los términos de la declaración conjunta emitida por representantes del Gobierno británico en relación con el incidente. También hizo lo mismo con «las pretensiones sobre una supuesta soberanía británica sobre el territorio y aguas de Gibraltar recogidas» en la nota emitida por las autoridades del Peñón.

Según han manifestado los Gobiernos de Gibraltar y Reino Unido, esta intervención «constituiría una infracción muy grave de la ley» en el caso de «confirmarse que los funcionarios españoles dispararon sus armas en Gibraltar», además considerarla una acción «imprudente y peligrosa» en una zona -según recalcaron- «de alta densidad de población civil, dada la proximidad de una urbanización residencial». De esta forma, avanzan que pedirán explicaciones a España por el incidente antes de tomar, prosiguen, «una decisión definitiva sobre las medidas a adoptar».

Para el Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez, esta declaración «resulta especialmente incomprensible» en el momento en el que España «ha puesto sobre la mesa un acuerdo para crear una zona de prosperidad compartida». «El Gobierno de España exige medidas eficaces de lucha contra el contrabando que perjudica a toda la zona y desea a los agentes españoles sus deseos de pronta recuperación», finalizaba el comunicado publicado este viernes.

El estado de la mar y la inercia hizo que la lancha de los agentes quedara varada en la playa de Levante del Peñón en plena persecución. Así, mientras los dos agentes quedaron varados, varias decenas de personas los acosaron y atacaron en un ataque con piedras de grandes dimensiones que duró seis minutos. Tal fue la situación que, tal y como contó este periódico, los agentes llegaron a pedir ayuda a sus propios agresores, aunque sin éxito.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios