ERC y PDeCat amenazan con tirar el Presupuesto y el Gobierno apura el diálogo

    Cargando reproductor ...
05/02/2019

Las amenazas de ERC y del PDeCAT de tumbar los Presupuestos Generales del Estado de 2019 el próximo miércoles en el Pleno del Congreso, han llevado al Gobierno a apurar las mesas de negociación bilaterales para acercar el diálogo y poder resolver el conflicto catalán con la ayuda de un coordinador.

El grupo parlamentario de ERC ha registrado este martes su enmienda a la totalidad al Presupuesto después de haber hecho "todos los esfuerzos" por encontrar "terrenos compartidos" con el Gobierno, según ha dicho el portavoz de este partido en el Congreso, Joan Tardá.

Tardá ha dejado "la pelota en el tejado del Gobierno" y deja entrever que el no al Presupuesto está más cerrado que abierto, mientras que PDeCAT se ha mostrado más flexible e incluso "deseoso" de poder encontrar un acercamiento en las próximas horas o días, antes de que el viernes a las 14.00 horas venza el plazo para registrar enmiendas a la totalidad.

"Si ahora no es posible el diálogo, lo será más adelante. Algún día", ha aseverado Tardá, mientras ha afirmado que a ERC "no le acompleja" tener que alinearse con el PP y Ciudadanos en la votación conjunta que se producirá tras el debate de las enmiendas a la totalidad.

Tiempo para «mover fichas»

En otro escenario se ha situado el portavoz del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, que ha dicho que, de aquí al viernes, hay tiempo para que el Gobierno "mueva ficha".

"Yo lo deseo", ha puntualizado, tras confiar en que las mesas de negociación abiertas entre el Gobierno central y el de la Generalitat, así como una relativa a partidos políticos, puedan dar resultados positivos.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, confirmó pocas horas después la posibilidad de crear una mesa de partidos como espacio para abordar la crisis territorial de Cataluña, y ha puntualizado que sí puede hacer falta una persona que pueda "coordinar" a las fuerzas políticas implicadas. Calvo ha aceptado este martes la figura de un relator en la mesa de partidos que el Ejecutivo y la Generalitat intentan impulsar sobre la situación en Cataluña, pero ha rechazado que esta persona pueda considerarse un mediador.

"No hacen falta mediadores ni para el Gobierno ni para el Partido Socialista. Si acaso alguien que pueda tomar nota, convocar, que nos pueda coordinar" en esa mesa de "diferentes partidos", pero "no hacen falta mediadores", ha afirmado en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del Senado, donde ha aclarado que en esa mesa de partidos los socialistas estarían representados por el PSC.

Representantes del Gobierno y partidos catalanes, este martes en un encuentro bilateral.
Representantes del Gobierno y partidos catalanes, este martes en un encuentro bilateral.

Esta iniciativa de crear una mesa de partidos fue explorada en una de las reuniones recientes entre Calvo y el vicepresidente catalán, Pere Aragonés, y la consejera de Presidencia, Elsa Artadi. Se trata de crear un canal alternativo de diálogo político a la vía institucional que representa la Comisión bilateral Estado-Generalitat prevista en el Estatut. Una mesa en la que los partidos puedan hablar con mayor flexibilidad que en el diálogo entre instituciones.

El problema que ha impedido hasta la fecha la concreción de esta mesa de partidos es que el Ejecutivo defendía que se ciñera a la participación de formaciones catalanas, mientras que los independentistas exigen que sea de ámbito estatal, para que pueda participar Podemos.

A pesar de que el PDeCat vincula la creación de una mesa de diálogo político sobre Cataluña en presencia de testigos neutrales con su eventual renuncia a presentar una enmienda a la totalidad al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE), Calvo ha desligado una cosa de la otra.

Diálogo dentro de la ley

La vicepresidenta ha defendido la práctica del «diálogo» entre partidos «dentro de la ley», por lo que ha rechazado que en ese contexto se precisen mediadores. «Ojalá todos los partidos estuvieran dispuestos a dialogar dentro de la ley para resolver una situación tan complicada como la de Cataluña», ha señalado en alusión a PP y Ciudadanos.

Sin concretar quién podría ejercer ese papel de coordinador o relator, Calvo ha explicado que debería ser «alguien que entienda bien de todo» lo que se está «hablando en este país, que es de resolver una crisis territorial importante».

Tres enmiendas a la totalidad

Lo cierto es que los Presupuestos se enfrentan de momento a tres enmiendas a la totalidad: la del PP, la de Ciudadanos (Cs) y la de ERC; a la espera de que el PDeCAT sume la suya el viernes, y de que Foro Asturias, casi con toda certeza, presente otra iniciativa.

El PNV y Compromís han avanzado que dejarán pasar las cuentas a la fase de enmiendas parciales, por lo que se deduce que votarán en contra de las enmiendas de devolución.

Unidos Podemos tampoco dejará caer el Presupuesto y ve margen de rectificación de ERC, aunque también ha avisado al Gobierno de que debe cumplir el acuerdo presupuestario firmado si quiere su apoyo en la votación final.

La portavoz del grupo parlamentario de Unidos Podemos, Irene Montero, ha dicho que trabajará "con la máxima discreción" para que los presupuestos salgan adelante, y ha rechazado que se utilicen los presos del procés como moneda de cambio.

"Entiendo que hay un margen amplio como para poder gobernar perfectamente este año (con los Presupuestos)", ha dicho, a su vez, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban.

Último minuto

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha pedido a ERC y al PDeCAT que recapaciten, y ha dicho que "hasta el último minuto" no se conocerá el sentido de su voto. Ha criticado que solo intereses "partidistas y electoralistas" impidan la aprobación de estos presupuestos.

Aunque ERC y PDeCAT retiren sus enmiendas a la totalidad, las del PP y Ciudadanos recibirían al menos 169 votos a favor (los de sus partidos más los de UPN y Foro Asturias), y al Gobierno no le valdrían las abstenciones de ERC y del PDeCAT.

Si los partidos independentistas se abstuvieran, el Ejecutivo contaría sólo con, al menos 164 votos favorables, los del PSOE, Unidos Podemos, PNV, Compromís, EH Bildu, y los de las formaciones canarias, aunque estas últimas aún no han confirmado qué votarán.

Por lo tanto, para poder facilitar la tramitación presupuestaria, o ERC o el PDeCAT deberían votar en contra de las enmiendas a la totalidad.

El PP pide la retirada

En torno a estas enmiendas, la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, ha solicitado al presidente del Gobierno que haga "lo mismo" que él le exigió al expresidente Mariano Rajoy, que retire los presupuestos porque "no tiene el apoyo de las instituciones" como la Unión Europea (UE) o el Banco de España.

El portavoz de Cs, Juan Carlos Girauta, tampoco ve "adecuado" que Pedro Sánchez siga en el Gobierno si no logra sacar adelante las cuentas, porque "ni siquiera lo concibe la propia Constitución".

Desde la patronal, la CEOE considera que los Presupuestos plantean más gastos que ingresos mientras los empresarios catalanes de Foment del Treball apuestan por darles vía libre.

  • 1

    ¿Le parece acertada la propuesta de Tráfico de prohibir el uso de los triángulos de señalización de averías para evitar riesgos a los conductores?

    Sí.
    No.
    Ns /Nc.
    Votar Ver Resultados