El rey Juan Carlos a bordo del 'Bribón' en su último día de regatas este domingo en Sanxenxo. / FOTO: EFE | VÍDEO: EP

El emérito, ante su encuentro con el rey: «¿Explicaciones, de qué?»

Juan Carlos I posa sonriente en su última jornada de regatas en Sanxenxo antes de desplazarse a Madrid para reunirse con su hijo

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDO Madrid

Bromas y regates, pero ni un detalle. Ni de su polémico retorno a España. «¿Explicaciones, de qué?», ha sido la respuesta que ha dado a los micrófonos de La Sexta al ser preguntado si consideraba dar explicaciones a los españoles sobre los acontecimientos de los últimos años.

Juan Carlos I se ha esmerado la mañana de este domingo en esquivar las numerosas preguntas de los periodistas sobre su encuentro mañana con Felipe VI en Madrid, del que espera «muchos abrazos» y «ver a la familia». El emérito, en línea con la estrategia marcada de Zarzuela de no facilitar dato alguno sobre esta reunión al considerarla un evento privado, se ha negado a dar un solo detalle. «Pregunta, pregunta tú; yo estoy aquí, en Sanxenxo», ha respondido a uno de los informadores que le ha preguntado sobre si tenía ganas de reunirse este lunes con su hijo Felipe VI en Madrid.

El exjefe del Estado, eso sí, no ha tenido problema alguno para posar muy sonriente ante los medios. En su tercera y última jornada en Galicia, se ha limitado a hacer la señal de la victoria mientras los periodistas insistían en preguntarle qué cuestiones pretendían tratar con su hijo al que no ve desde hace 22 meses.

Tal y como había confirmado Zarzuela esta semana, padre e hijo se reunirán a comienzos de esta semana en la capital, a dónde está previsto que el emérito viaje durante la mañana de este lunes. Casa Real ni siquiera ha facilitado el lugar de la reunión entre el exjefe del Estado y su hijo. Por su parte, Felipe VI visitará este martes Vigo para inaugurar la nueva Cidade da Xustiza.

En sus declaraciones a la salida del club, alrededor de las 11,30 horas -a su llegada se ha limitado a dar los buenos días a los medios-, el emérito se ha referido también a sus nietos, de los que ha comentado que están todos muy bien. También «muy bien» Pablo Urdangarín, con el que se ha reencontrado este sábado en Pontevedra, donde el nieto ha disputado un partido de balonmano con el Barça B.

Entre aplausos de los curiosos allí reunidos y saludando a transeúntes y periodistas, Juan Carlos I se ha dirigido en el coche de su amigo Pedro Campos al muelle, donde ha embarcado en el 'Bribón' para disputar las últimas mangas de la regata del domingo. También desde el barco ha saludo sonriente.

Al finalizar las pruebas de la jornada se celebrará la entrega de trofeos, prevista para las 16,30 horas.