El rey Juan Carlos evoluciona satisfactoriamente y seguirá aún en la UCI

25/08/2019

El rey Juan Carlos evoluciona satisfactoriamente de la operación de corazón a la que fue sometido este sábado y, aunque está despierto, se ha levantado y ha empezado a ingerir alimentos, aún deberá permanecer en las próximas horas en la unidad de cuidados intensivos (UCI).

El parte médico en el que se ha informado del estado de salud de don Juan Carlos tras el triple «bypass» aortocoronario que se le realizó en el Hospital Universitario Quirón Salud Madrid ha sido leído por la gerente de este centro hospitalario, Lucía Alonso.

Según este parte, el anterior jefe del Estado ha evolucionado satisfactoriamente durante las primeras horas del posoperatorio.

«El paciente está despierto, con situación neurológica normal, respirando espontáneamente sin apoyo ventilatorio y con mínimo soporte vasoactivo», añade el texto.

Además, asegura que don Juan Carlos presenta «buen estado de ánimo, se ha levantado y ha comenzado a ingerir alimentos».

No obstante, durante las próximas horas está previsto que continúe su control posoperatorio en la UCI.

Según se ha avanzado, el próximo parte médico se facilitará este lunes a las 12:00 horas.

Don Juan Carlos ingresó la noche del viernes en el hospital y fue intervenido durante la mañana y primera hora de la tarde del sábado para realizarle tres «bypass».

Una operación que tanto Zarzuela como el hospital informaron de que estaba programada desde el pasado mes de junio, cuando se detectó la necesidad de realizarla durante una revisión médica periódica.

Don Juan Carlos fue visitado este sábado en la UCI por Felipe VI y la reina Sofía, quienes acudieron al centro hospitalario para esperar allí el final de la intervención.

A la espera de que se concreten las visitas que puede recibir en esta jornada, el grueso de ellas no será hasta que salga de la unidad de cuidados intensivos y pase a planta.

A la salida del hospital, el rey aseguró que estaban muy contentos por el desarrollo de la operación porque todo había ido «perfecto»