El PP, ante el duro reto de buscar un candidato que conserve Madrid en 2019

25/04/2018

El Partido Popular se enfrenta, a poco menos de un año para las elecciones de 2019, con el reto de buscar un candidato que permita conservar el Gobierno de la Comunidad de Madrid, un objetivo que admiten que será muy complicado tras la dimisión de Cristina Cifuentes.

Los 'populares' ya sabían que tendrían estos deberes porque daban por hecho que Cifuentes iba a caer por el escándalo de su máster, y la mayoría apostaba por la dimisión antes de que prosperase la moción de censura de la oposición.

Pero un "bochornoso" vídeo -así lo ha calificado un miembro de la cúpula popular- lo ha precipitado todo.

Y tras conocerse ese vídeo, y la información de OK Diario según la cual Cifuentes fue sorprendida robando productos cosméticos en un supermercado, Rajoy ha dado la orden: la presidenta madrileña debía dejar el cargo ya.

Según fuentes de la dirección nacional, el presidente no ha hablado directamente con Cifuentes. Por eso la mensajera puede haber sido la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, que ha estado en la sede del gobierno regional, en la Puerta del Sol, antes de que Cifuentes anunciase oficialmente su renuncia.

Ya desde primera hora, el partido ha preparado el camino para el desenlace inevitable, y dirigentes 'populares' coincidían en subrayar que la situación de Cifuentes era insostenible y que ya no podía retrasar su marcha.

Los tiempos han estado esta vez acompasados, y cuando Rajoy ha entrado en el Congreso para el debate de totalidad de los presupuestos, Cifuentes ya había dimitido.

El jefe del Ejecutivo, que en otras ocasiones entra rápidamente al pleno y no habla con la prensa hasta la salida, se ha parado para hacer declaraciones y ha señalado que Cifuentes ha hecho "lo que tenía que hacer", que era además "obligado" dada la situación.

Fuentes del Gobierno comentaban después que cuando el presidente se ha enterado de la noticia todo se ha precipitado y el malestar era evidente, como lo era también la necesidad de que hoy mismo, sin más demora, se tomaran decisiones.

En sus declaraciones, Rajoy también ha señalado que el PP abre a partir de ahora una nueva etapa en la Comunidad de Madrid.

No se trata solo del relevo en la Presidencia de la región. En Génova consideran que Cifuentes debe dejar también el liderazgo regional del partido.

Aunque la propia Cifuentes mandaba un mensaje a sus diputados autonómicos en el que se mostraba segura de que seguiría contando con su confianza como presidenta del PP en Madrid, en ese mismo texto admitía que está a la espera de las decisiones que tomen el partido y su presidente.

Son varias las opciones, según han explicado fuentes de la dirección nacional, empezando por el candidato a la investidura tras la dimisión de Cifuentes.

Señalan así que puede ser un candidato transitorio o ya la persona elegida para las próximas elecciones, aunque está todo abierto.

Abiertas están también las opciones para decidir quién y cómo lleva en los próximos meses las riendas del partido: si una gestora o un nuevo líder regional elegido en una junta directiva.

Sea como sea en el partido lo quieren resolver pronto, aunque también piden tiempo para decidir.

Recuerdan así en la cúpula del PP que ésta ha sido una jornada dura y convulsa y apuestan por esperar a que la cosa se calme para tomar decisiones en frío.

En cualquier caso todo está en manos de la dirección nacional, que es la que va a decidir quién es el elegido o la elegida para cubrir este hueco y afrontar tan complicado reto, con todo el viento en contra, empezando por las encuestas y terminando por los escándalos.

Y la última palabra, como siempre, la tendrá Mariano Rajoy.