El juez envía a prisión a Turull, Forcadell, Romeva, Rull y Bassa

23/03/2018

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha acordado prisión incondicional para el candidato a la Presidencia del Govern, Jordi Turull; la expresidenta del Parlament Carme Forcadell; y los exconsellers Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa.

El juez Llarena tomó la decisión de enviar a la cárcel a los procesados al término de una vista de medidas cautelares en el alto tribunal en la que ha atendido la petición de Fiscalía y de la acusación popular ejercida por Vox que han solicitado previamente prisión incondicional para todos ellos.

Se unirán así al exvicepresidente Oriol Junqueras, el exconseller Joaquim Forn, al expresidente de ANC, Jordi Sánchez, y al presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, por lo que todos los procesados por rebelión, penado con entre 15 y 25 años de cárcel, estarán en prisión provisional salvo los cuatro fugados que son el expresidente Carles Puigdemont, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y los exconsellers Antoni Comín y Clara Ponsati.

El juez envía a prisión a Turull, Forcadell, Romeva, Rull y Bassa

Poco después de conocerse la decisión judicial, Turull difundió un tuit en el que señala: «He sido encarcelado por haber sido leal al mandato de los que me escogieron como representante del pueblo de Cataluña, al president, al Govern y al Parlament».

«Estoy bien porque estoy convencido de lo que he hecho, que ni es delito ni he hecho daño a nadie», ha afirmado Turull dirigiéndose a sus familiares.

Marta Rovira se fuga a Suiza

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, se encuentra en Suiza, donde ha huido tras plantar al magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que la había citado para comunicarle este viernes que la procesaba por rebelión y para decidir si la enviaba a prisión provisional.

Rovira, que dimitió el jueves por la como diputada en el Parlament, anunció este viernes en una carta a la militancia que tenía intención de irse de España: «el exilio será un camino duro, pero es la única forma que tengo de recupera mi voz».

Según fuentes cercanas a la investigación consultadas por Efe, la dirigente republicana se encuentra en Suiza, país en el que también se desplazó la exdiputada de la CUP Anna Gabriel, aunque en su caso no se expone a penas de cárcel porque Llarena le atribuye únicamente en el auto de procesamiento un delito de desobediencia.

«No me sentía libre. No me reconocía. Estas últimas semanas he vivido dentro de una cárcel interna», expone la exdiputada de ERC en su carta a la militancia, en la que alega que el «exilio», como insiste en describirlo, es ahora «la única forma» que tiene de alzarse «en contra del Gobierno del PP, que persigue a todos los que están a favor de votar y que castiga a cualquiera que intenta cambiar lo preestablecido y lo establecido».

Llarena atribuye a Rovira un papel «esencial» en el impulso de las leyes del proceso independentista, así como en la «coordinación» de distintos sectores de la administración para organizar el referéndum del 1-O.

Tras la fuga de la dirigente de ERC, la Fiscalía ha pedido a Llarena que dicte una orden de detención internacional contra Rovira, ante la sospecha de que no esté en un país sujeto a la euroorden.