Eurofighter-Halcón. / Airbus | Vídeo: ATLAS

Defensa compra 20 cazabombarderos Eurofighter de última generación

Los aviones, adquiridos por 2.000 millones de euros a Airbus Defense, sustituirán a los F-18 que operan desde la Base del Ejército del Aire de Gando, en Gran Canaria

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZ Madrid

España contará con 20 nuevos cazas Eurofighter de última generación gracias al contrato firmado este jueves entre el Ministerio de Defensa y la Agencia de Gestión de Eurofighter y Tornado de la OTAN (Netma). El proyecto Halcón, aprobado el pasado 14 de diciembre por el Consejo de Ministros, supone el desembolso de 2.043 millones de euros para dotar al Ejército del Aire con estos modernos aviones de combate.

Los 20 nuevos Eurofighter están destinados a sustituir los F-18 que opera el Ala 46 de la Base de Gando, en Gran Canaria. De ellos, 16 de los nuevos cazas serán monoplaza y cuatro biplaza.

El proyecto Halcón permitirá incrementar la flota española de Eurofighter hasta los 90 aparatos. En todo caso, está previsto que los primeros aviones objeto de la operación serán entregados al Ejército del Aire a partir de 2026.

Junto a las aeronaves también han sido adquiridos motores de repuesto, un simulador de vuelo y el equipo de apoyo necesario para el despliegue de los cazas. Estos Eurofighter se caracterizan porque están equipados con radar de barrido electrónico (E-Scan).

Fuentes próximas al Ministerio de Defensa destacaron la importancia de la operación, no solo porque mejoran las capacidades de disuasión y defensa del territorio, sino porque suponen un importante empuje para la industria nacional. Y es que el Eurofighter español se ensambla, se prueba y se entrega en las instalaciones de Airbus en Getafe (España), por lo que su huella industrial se traduce en más de 20.000 empleos directos, indirectos e inducidos en España.

En el proceso de fabricación participan las principales empresas nacionales de defensa y tecnología. Actualmente se trabaja en coordinación con el Centro Logístico de Armamento y Experimentación (CLAEX) del Ejército del Aire en diversas modificaciones del avión, como la nueva implementación CM02+ de software para el lote de aparatos que montan el Tranche 1 -utilizado por los 17 primeros aviones que se entregaron-. Este sistema operativo supone una gran mejora táctica en la capacidad de autodesignación de armamento aire-superficie, mediante la integración del pod de designación Litening-III. Además, se integran nuevas capacidades aire-aire y aire-suelo, así como de comunicaciones encriptadas.

Programa EF-2000

El Eurofighter Typhoon fue el avión elegido a finales de los años 90 dentro del programa EF-2000. Hasta ese momento, el F-18 Hornet adquirido a Estados Unidos era la estrella del Ejército del Aire. Con este programa se pretendía dotar a las Fuerzas Armadas españolas con una aeronave de gran poder ofensivo/defensivo y que, a su vez, su fabricación tuviera un peso importante en la industria nacional y europea, frente a la estadounidense.

De esta manera, España participa desde 1985 en el desarrollo de este moderno cazabombardero junto a Italia, Alemania y Reino Unido. Hasta la fecha, el programa Eurofighter ha registrado 681 pedidos de nueve naciones de todo el mundo.

Los primeros Eurofighter del Ejército del Aire -denominados C-16- entraron en servicio en 2003. Desde entonces operan en el Ala 11 de la Base de Morón (Sevilla) y el Ala 14 de la Base de Los LLanos (Albacete). En estos 19 años, los aparatos, además de la vigilancia del territorio español, han participado en distintas misiones de la OTAN, entre ellas la policía aérea en el Báltico.

El Eurofighter tiene un radio de acción de 3.500 kilómetros; su techo de vuelo es de 19.812 metros y su velocidad máxima es de 2,0 Mach. El avión cuenta con un cañón Mauser de 27 mm y puede armarse con misiles AMRAAM, AIM-9L, Meteor, IRIS-T y Bombas Guiadas (JDAM, Paveway II).