Juan Carlos de Borbón.

Hacienda niega que conociera la regularización fiscal del emérito

Los socios de Pedro Sánchez piden una comisión de investigación en el Congreso, pero el PSOE vuelve a oponerse

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁN Madrid

La Agencia Tributaria no tuvo conocimiento previo de que el rey emérito iba a efectuar una regularización de 4,4 millones de euros por las deudas que arrastra con el fisco. Tampoco le dio un trato de favor, al no abrir una inspección a pesar de las numerosas informaciones sobre sus presuntos ingresos irregulares. Al menos eso es lo que sostuvo este martes la ministra María Jesús Montero, a fin de salir al paso de las crecientes sospechas sobre la supuesta pasividad de Hacienda con don Juan Carlos.

La titular del ramo y portavoz gubernamental dijo tras la reunión semanal del gabinete de Pedro Sánchez que con esta segunda regularización fiscal, la primera fue en diciembre y ascendió a 670.000 euros, no está zanjada la relación del exjefe del Estado con la Agencia porque el pago no implica que haya conformidad. «No termina ningún proceso», avisó. Hacienda abrirá una inspección para comprobar si la regularización es «completa y veraz».

El abogado del emérito, Javier Sánchez-Junco, explicó en una carta el 26 de febrero que el pago de la deuda se hizo por orden de su cliente, sin que hubiera «requerimiento previo» de la Agencia Tributaria. Añadió que eso incluye «los intereses de demora y recargos» por los servicios recibidos de la Fundación Zagatka, en concepto de «viajes y servicios».

Pero Montero no detalló qué pasos va a dar Hacienda a partir de la regularización, al objeto de comprobar si el padre de Felipe VI ha saldado toda su deuda o si quedan otros asuntos fiscales por arreglar. Lo que no va a hacer el ministerio es investigar de dónde ha salido el dinero para cubrir los 4,4 millones de euros.

La suma fue aportada por una decena de empresarios amigos del monarca, que escogieron la fórmula del crédito en lugar de la donación por la que se paga el 40% a Hacienda. Fuentes gubernamentales señalaron que corresponde a la Hacienda madrileña investigar ese préstamo, dado que tiene transferida los impuestos por donaciones.

El Gobierno, además, se remitió a las investigaciones de la Fiscalía para determinar si Juan Carlos de Borbón tiene cuentas bancarias opacas en el extranjero. Por ahora, y a pesar de las abundantes informaciones en ese sentido, no hay certezas sobre ello. La Agencia Tributaria señaló, a requerimiento del juez instructor del 'caso Villarejo', que «no hay constancia de que S. M. el Rey Emérito posea cuentas corrientes en el extranjero».

El Gobierno sigue sin tener constancia de que Juan Carlos de Borbón tenga cuentas bancarias opacas en el extranjero

PSOE, PP y Vox impiden que Montero explique en el Congreso la segunda regularización del exjefe del Estado

Las tres investigaciones de la Fiscalía de Supremo tampoco han avanzado en ese sentido, y por ello no ha presentado querella contra el anterior jefe del Estado. No obstante, la fiscal general, Dolores Delgado, se atribuyó que las pesquisas del Ministerio Fiscal han permitido aflorar la «inimaginable» cantidad de cinco millones. «Seguramente las nuevas regularizaciones nos darán datos, y nos obligarán a realizar nuevas investigaciones y comprobaciones», indicó en el Congreso.

El PNV se suma

Sin embargo, los socios del Gobierno no comulgan con la tesis de Hacienda. Este martes volvieron a presentar en el Congreso otra solicitud para crear, al socaire de esa segunda regularización, una comisión de investigación sobre las actividades financieras de la Familia Real. El escrito está firmado por Esquerra Republicana, Bildu, Junts, PDeCAT, CUP, BNG, Más País, Compromís y PNV. La presencia de los nacionalistas vascos es una novedad, dado que no se habían sumado a las anteriores peticiones de investigación.

En todo caso, la iniciativa parece condenada a seguir el mismo camino del fracaso que la media docena de escritos presentados en esta legislatura. El socio menor del Gobierno, Unidas Podemos, les dio su apoyo, pero los socialistas se mantienen firmes en el cortafuegos de la Corona. Por ello, volverán a votar en contra junto a PP y Vox en la Mesa del Congreso.