María Dolores de Cospedal. / ep

Anticorrupción pide investigar a Cospedal por los nuevos audios sobre Kitchen

Ve motivos para aclarar si conoció el operativo de espionaje a Bárcenas tras pedirle al comisario que «parara» la difusión de la «libretita» del extesorero

Mateo Balín
MATEO BALÍN Madrid

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido al juzgado de la Audiencia Nacional que investigue los últimos audios conocidos sobre la 'operación Kitchen', el espionaje parapolicial que se llevó a cabo a partir de 2013 para recuperar información sensible del PP en poder de Luis Bárcenas. El departamento dirigido por Alejandro Luzón ha secundado las peticiones de las acusaciones populares de la causa, PSOE y Podemos, y aboga por indagar las grabaciones en una pieza separada para aclarar el presunto conocimiento que tuvo María Dolores de Cospedal del operativo.

La ex secretaria general del PP ya fue exonerada por el juzgado por falta de indicios en julio de 2021. Un archivo que fue confirmado por tres magistrados de la Sala de lo Penal. Las conversaciones difundidas entre el comisario José Manuel Villarejo y Cospedal se remontan a 2013, en pleno operativo puesto en marcha por el Ministerio del Interior, cuyos máximos responsables, el ministro Jorge Fernández Díaz y su número dos, Francisco Martínez, ya están procesados.

Las grabaciones recogían la siguiente conversación: «La libretita (de Bárcenas)... Sería mejor poderlo parar», se le escucha decir a la entonces secretaria general del PP a Villarejo. «No te preocupes, que yo voy a estar al loro», responde el comisario. La Fiscalía pide ahora al juez instructor, Manuel García Castellón, que incorpore estos nuevos indicios en la causa. Para ello, plantea una fórmula intermedia que consistiría en abrir una «pieza bis» o una independiente que se centre en investigar las grabaciones más recientes.

«Encargos puntuales»

La relación entre Cospedal y su marido, el empresario Ignacio López del Hierro, con Villarejo es antigua. Se remonta al menos a 2009. En julio de ese año, meses después de que estallara el 'caso Gürtel' que afectó al PP, la dirigente popular se reunió con el comisario en su despacho de Génova y este grabó la conversación. A partir de ese momento, la pareja se comprometió a dar «encargos puntuales» a Villarejo y, cuatro años después, se puso en marcha la 'operación Kitchen' para recuperar la documentación en poder del extesorero popular. Coincidió en el tiempo con la publicación de los 'papeles de Bárcenas' sobre la 'caja B' del partido.

Anticorrupción siempre ha tenido en el punto de mira al matrimonio, incluso recurrió el archivo del juez por varias razones: «Directa, como afectada por documentación supuestamente comprometedora para ella misma». «Indirecta, como secretaria general del partido, de existir material comprometedor de otros altos dirigentes del mismo».

Cospedal llegó a declarar como investigada en junio de 2021 por los delitos de cohecho, malversación y tráfico de influencias y solo un mes después fue exonerada. «A diferencia de los responsables ejecutivos de Interior (...) resulta llamativa la debilidad de las razones que justifican la incriminación de María Dolores de Cospedal, Ignacio López del Hierro y José Luis Ortiz Grande (jefe de Gabinete de Cospedal)», sostuvo García-Castellón en el auto de archivo.