La canción flamenca pierde a Chiquetete, su gran pionero y embajador

    Cargando reproductor ...
16/12/2018

La canción flamenca despide a uno de sus principales pioneros, Antonio Cortés Pantoja, conocido artísticamente como Chiquetete a ambos lados del Atlántico, tras su fallecimiento este domingo a los 70 años en Sevilla como consecuencia de diversos problemas cardíacos que arrastraba desde hacía tiempo.

A pesar de estas dolencias, que lo obligaron a ser intervenido en varias ocasiones en los últimos años, fuentes de su entorno han calificado su muerte como un «mazazo». De hecho, el artista se mantenía en activo y había anunciado su participación en un espectáculo flamenco programado para el 29 de diciembre en San Juan de Aznalfarache (Sevilla).

Familiares y amigos han visitado desde la pasada madrugada la capilla ardiente, instalada en el tanatorio de la SE-30, entre ellos la también artista María del Monte, quien ha destacado «que (Chiquetete) atravesó las fronteras de nuestro país e hizo internacional una música del sur» como «gran innovador».

«Nos queda para siempre su arte, esa manera dulce y contenida de interpretar la canción flamenca, de la que fue su hacedor», ha escrito en sus redes sociales la presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, mensaje de pésame que ha encontrado eco en el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y en su número 1 en esta comunidad, Juan Marín: «El mundo de la música está hoy de luto».

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha recordado su próspera trayectoria, capaz de alcanzar dos discos de platino y uno de oro, mientras que colegas de profesión como Pastora Soler se han referido a él como «un creador único y genuino (...) con una voz personal y emocionante» y Miguel Poveda lo ha señalado como «grandioso ídolo» de infancia.

«Otro amigo que se nos marcha, viví muy de cerca sus años de gloria y compartimos grandes momentos, tenía una voz inconfundible y un estilo muy personal que marcó una época de la canción andaluza. Buen artista y buena persona», ha publicado el cantante José Manuel Soto en Twitter.

Nacido en Algeciras (Cádiz) en 1949, aunque criado en el sevillano barrio del Tardón, cuna de otros futuros artistas como su prima, la tonadillera Isabel Pantoja, comenzó su carrera a los 12 años como miembro de Los Algecireños, posteriormente llamado Los Gitanillos del Tardón, siempre como cantaor hasta que en los años 80 emprendió el giro estilístico que supuso su gran despegue.

«Esa cobardía», epítome de la balada romántica de influencia flamenca que ayudó a acuñar, le hizo acreedor en 1985 de un Grammy Internacional, además de asaltar el primer puesto de la principal radiofórmula española, Los 40 Principales, tomando el relevo al «Blue jean» de David Bowie.

Considerado el responsable de abrir el cante jondo a nuevos públicos, sus discos «Aprende a soñar» (1982) y «Ser amante» (1983) alcanzaron la categoría de disco de platino en España y le reportaron fama en Hispanoamérica, amén de la posibilidad de girar por EE.UU. en 1986, constituyendo estos los años de su cima artística.

Arruinado, en 1992 volvió a cantar flamenco y actuó en foros de prestigio como la Bienal del Arte Flamenco de Sevilla, pero sin recuperar ya nunca el esplendor comercial de la pasada década, con actividad cada vez más esporádica hasta la publicación de «La magia de una voz» (2017) y mayor presencia en estos últimos años en la prensa rosa que en la musical.

Chiquetete contrajo matrimonio en dos ocasiones: con Amparo Cazalla, con quien tuvo tres hijos (Antonio, Francisco Javier y Rocío), y posteriormente con Raquel Bollo, con la que tuvo otros dos (Manuel Álvaro y Alma). Separado de nuevo, a su muerte estaba unido a Carmen Álvarez Gahona, su última pareja.

EFE