https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Así es el radar invisible preparado para multar con la nueva Ley de tráfico

S. M. Madrid

El 21 de marzo entran en vigor las disposiciones de la nueva Ley de tráfico. Una de las medidas contempladas es la eliminación del margen de 20 km/h que hasta ahora se podía superar a la hora de realizar un adelantamiento en carretera.

A partir de esa fecha las multas por rebasar la velocidad máxima en las carreteras comarcales podrán multiplicarse, ya que la DGT cuenta con un 'arma' infalible: el radar Velolaser. Las autoridades ya tienen 60 unidades y su número en las carreteras puede crecer en el futuro.

Concretamente este dispositivo, conocido como 'radar invisible' puede detectar los excesos de velocidad a 1.200 metros de distancia, ampliable hasta los 1.500 metros. Las posibilidades de control aumentan considerablemente ya que supera el alcance del Pegasus, con capacidad de 1.000 metros de registro. La denominación de 'radar invisible' se debe a que apenas se pueden divisar desde la distancia, sino cuando el automóvil está a su altura.

Se trata del TruCAM II con tecnología LiDAR capaz de grabar las matrículas de los vehículos infractores para poder transmitir la multa, y detecta desde excesos de velocidad hasta otras situaciones susceptibles de sanción como no llevar el cinturón de seguridad puesto o posibles distracciones al volante, como usar el teléfono móvil.

Su potente sistema de muestreo láser le permite registrar hasta tres mediciones de velocidad por segundo, aproximadamente una fotografía cada 0,33 segundos. Aunque la distancia óptima varía entre los 15 y 150 metros, su precisa tecnología le permite así captar imágenes en alta definición de los vehículos que infrinjan el máximo de velocidad, hasta los 320 km/h, con un margen de error de 2km/h. Y como dispone de conectividad Ethernet y WiFi puede enviar estas imágenes en tiempo real a los agentes de tráfico para que las descarguen en ordenador o tableta.

En sus características sobresale su auto-enfoque dinámico, el auto-iris dinámico, una gran pantalla LCD transflectiva para que se pueda ver perfectamente a plena luz del sol y un procesador que es diez veces más rápido que el de la generación anterior. De hecho, es capaz de adaptarse a cualquier condición climatológica y dispone de una autonomía de ocho horas.