https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

La DGT sacará un nuevo carné de conducir para menores a partir de 16 años

El organismo ha elaborado un plan hasta 2030 para reducir a la mitad el número de accidentes de tráfico

PATXI FERNÁNDEZ Madrid

La Estrategia de Seguridad Vial 2030 tiene el objetivo de reducir en un 50% los fallecidos en carretera. Así lo ha expresado el ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, que junto con el director General de la DGT, Pere Navarro, participó en el acto de presentación de las líneas a seguir por este departamento para lograr ese objetivo.

Según Grande Marlaska «España es un referente internacional en materia de seguridad vial, pero las estadísticas siguen dejando demasiados muertos, demasiados heridos graves y vidas rotas en nuestras carreteras».

La Estrategia de Seguridad Vial 2030 se fija como horizonte la reducción en un 50 por ciento el número de personas fallecidas y heridas graves en siniestros viales respecto a las cifras de 2019, año en el que fallecieron 1.755 personas, 8.613 resultaron heridas graves y 130.000 heridas leves. Estas cifras arrojan una tasa de 37 fallecidos por millón de habitantes, por debajo de la media de la Unión Europea que está en 51 fallecidos.

El plan intervendrá en materias como la educación en seguridad vial, el establecimiento de un nuevo carné de conducir para menores de más de 16 años mediante vehículos de movilidad personal.

Nuevo carné para cuadriciclos

Así, se regulará un nuevo permiso de conducir B1 a partir de los 16 años para vehículos eléctricos con máxima de 90 km/h y 400 kilos de peso como mucho. «Ya está en aplicación en países como Francia con buenos resultados y favorecerá la movilidad de los más jóvenes en el ámbito rural», recalcó Marlaska. Con este permiso, ya previsto en la Directiva Europea de Permisos de Conducir, se habilitará para conducir cuadriciclos de motor con velocidad superior a 45 km/h.

Para el transporte de mercancías, el permiso B1 permitirá conducir vehículos de hasta 550 kg. Hasta ahora estos vehículos solo pueden conducirse con el carné B. con esta medida se pretende promover los vehículos eléctricos y aumentar las opciones de movilidad en áreas de menor densidad de población.

Este permiso funciona ya en algunos países europeos. Además de Francia, tal y como mencionó Marlaska, también está vigente en Portugal, Italia y Reino Unido. Permite, a partir de los 16 años, conducir cuadriciclos pesados: vehículos pequeños con un máximo de 20,4 CV de potencia (15 kW) y velocidades máximas de 90 km/h. Son los llamados cuadricilos L7.

En la actualidad ya existe un carné AM que pueden obtener los mayores de 15 años, y que habilita para conducir vehículos con una velocidad máxima de 45 km/h, con una potencia de hasta 6 kW (vehículos de dos y tres ruedas que no posean motores de más de 50 cc en el caso de que funcionen por combustión interna) y 425 kilos de peso. Para obtener el permiso AM hay que superar dos pruebas diferentes realizadas por la correspondiente Jefatura Provincial de Tráfico. La primera de ellas es un examen teórico tipo test con hasta tres respuestas posibles por cada pregunta con un total de 20, y no pudiendo fallar más de dos para superarla. También deberá demostrar su destreza con una motocicleta de menos de 50 cc en un circuito cerrado. Esta prueba suele constar de varios ejercicios sencillos como, por ejemplo, un eslalon o zigzag entre conos y un paso estrecho entre dos franjas. Una vez aprobado, ya es posible solicitar el carnet conducir AM.

El acceso al nuevo carné de conducir B1 sería similar al de los sistemas A1 (que permite conducir motos de hasta 125cc) y A2 (motocicletas con una potencia máxima de 35 Kw (48 CV) y una relación potencia/peso máxima de 0,2 kW/kg y no derivadas de un vehículo con más del doble de su potencia), para motocicletas. Se tendría un examen teórico equivalente al del carnet B pero cambiaría el práctico.

Qué carné necesito, AM, A1 ó A2, si quiero empezar a moverme en moto

Además, Interior ordenará el uso de los vehículos de movilidad personal -como los patinetes eléctricos- con una reforma del Reglamento General de Circulación y regulará el seguro obligatorio de responsabilidad civil para estos vehículos.

Destacan otras medidas como el uso obligatorio del airbag para las pruebas de circulación en moto en los exámenes de conducir para el permiso A, es decir, para motocicletas de alta cilindrada. «Estamos comprometidos con la promoción del airbag para los motoristas porque ha de suponer un paso adelante en su protección», indicó Marlaska.

El plan contempla igualmente promover el examen del carné de conducir en vehículos automáticos. Actualmente, el 98% de los exámenes de conducir se realizan en vehículos con cambio manual, por lo que Tráfico modificará el Reglamento de Conductores para potenciar y facilitar el uso de coches con cambio de marchas automático «a fin de familiarizar a los nuevos conductores con el vehículo eléctrico».

La DGT también revisará y actualizará el protocolo de pruebas de aptitud psicofísicas en los centros de reconocimiento médico de conductores, que lleva inalterado desde 2007. «Quince años después, ha transcurrido un plazo razonable para su revisión», comentó Marlaska.

La revisión y la actualización de los plazos de renovación de los permisos de conducir para que sean más amplios para los jóvenes y menos para las personas mayores, potenciar el vehículo conectado a través de la 'app' DGT 3.0, un nuevo Reglamento de Vehículos Históricos y un nuevo catálogo de señales verticales y horizontales (urbanas e interurbanas) completan las medidas previstas por la DGT.

Dentro de esta estrategia, la Dirección General de Tráfico comprará próximamente airbags para los motoristas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y promoverá los exámenes con cambio automático en los coches.

Reducir a la mitad el número de accidentes

Se marca los objetivos de impulsar y mejorar el tráfico, la seguridad vial y la movilidad sostenible, así como promover el acuerdo entre las distintas administraciones públicas y entidades que desarrollan actividades en dichos ámbitos.

En materia de formación se promoverá la Educación en Movilidad Segura y Sostenible en el currículo escolar, la puesta en marcha del título de Técnico Superior en Movilidad Segura y Sostenible en la Formación Profesional, cursos de conducción segura y eficiente para motos y coches y cursos subvencionados por la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (Fundae) para los trabajadores en moto son otras medidas incluidas en el plan de la DGT para 2022 y 2023.

Marlaska ha recordado que, en el ámbito internacional, Naciones Unidas incluyó en la Agenda 2030 la seguridad vial como «uno de los problemas principales de salud pública a los que hacer frente mediante los Objetivos de Desarrollo Sostenible». También se ha referido a la aprobación ayer por el pleno de la Unión Europea de la estrategia de prohibir la venta de vehículos de combustión en 2035 «lo que sin duda también va a provocar cambios significativos en las formas de movilidad».

«Llevamos años culpando a los conductores de los accidentes de tráfico, porque beben o circulan a mucha velocidad. En nuestra estrategia 2030 queremos lograr que si se produce un accidente, que este tenga las menores consecuencias», y en ello también tiene gran importancia la aplicación de las nuevas tecnologías, según ha explicado el ministro.