https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Salpicar a un peatón, entre las sanciones al volante cuando llueve o graniza

Circular con el parabrisas o la matrícula sucios, las escobillas deterioradas o detenerse a esperar que escampe en un lugar prohibido, son otras de las infracciones cuando la climatología es adversa

S. M. Madrid

Poner especial cuidado a la normativa del reglamento General de Circulación a la hora de conducir, revisar el estado del vehículo tras las vacaciones y prestar atención al conducir con climatología adversa nos ayudarán a evitar un gasto económico que no habíamos previsto. Ante la llegada de una DANA estos días en gran parte de la geografía española, desde OcasionPlus analizan las 10 conductas relacionadas con la conducción con lluvia, tormenta y granizo que se deben evitar, no solo por la propia seguridad al volante sino también porque son susceptibles de sanción:

- Pisar un charco y salpicar a un peatón: el artículo 46 señala que el conductor debe moderar la velocidad «cuando pueda salpicarse o proyectarse agua, gravilla u otras materias a los demás usuarios de la vía» por lo que la consideración de infracción y su gravedad están vinculados a la velocidad, por no adecuarla a las condiciones de la vía.

- Parar el coche para esperar a que escampe en una zona prohibida: parar o estacionar el coche en curvas, cambios de rasante, zonas de estacionamiento para uso exclusivo de personas con discapacidad, túneles, pasos inferiores, intersecciones o en cualquier otro lugar peligroso o en el que se obstaculice gravemente la circulación o constituya un riesgo, especialmente para los peatones, se sanciona con una multa de 200 euros.

- Parabrisas sucio, dañado o agrietado: el artículo 19 del Reglamento General de Circulación señala que «la superficie acristalada del vehículo deberá permitir, en todo caso, la visibilidad diáfana del conductor sobre toda la vía por la que circule». Por lo tanto, el parabrisas no solo debe estar libre de grietas o roturas que dificulten la visibilidad, sino que también debe estarlo de suciedad. En caso de no ser así, la sanción ascenderá a 200 euros.

- Escobillas en mal estado, gastadas o estropeadas: en base al artículo 84 del Código de Tráfico y de Seguridad Vial, los agentes pueden inmovilizar el vehículo si presenta «deficiencias que constituyan un riesgo especialmente grave para la seguridad vial», además de imponer una sanción que puede ir de los 80 a los 200 euros.

- Enviar un whatssap con un 'llueve, me retraso': la ley sanciona el uso del teléfono móvil al volante como una infracción grave con una multa de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carné de conducir. En septiembre se conocerá si el Congreso de los Diputados aprueba la reforma propuesta por la DGT de calificar el hecho de llevar el teléfono en la mano durante la conducción como infracción de tipo muy grave con la que, aunque mantendría la misma multa económica, supondría la detracción de 6 puntos.

- Neumáticos gastados, en mal estado, diferentes en el mismo eje o no homologados: la profundidad mínima legal establecida es de 1,6 mm, por lo que si el dibujo del neumático está por debajo, se considera una infracción grave y la multa asciende a 200 euros por rueda; si presentan grietas, cortes o abultamientos que pueden poner en riesgo la seguridad vial, la sanción ascenderá a 200 euros por neumático; circular con ruedas distintas a cada lado de un mismo eje puede comprometer la seguridad, por lo que se sanciona con una multa de 150 euros; y usar ruedas no aptas para carreteras convencionales puede traducirse en una sanción de entre 90 y 120 euros por neumático.

- No llevar las luces encendidas o no funcionan correctamente: llevar algún faro que no funcione como no utilizar las luces correctamente son actitudes que se tipifican como infracciones graves y se sancionan con una multa de 200 euros.

- Matrícula sucia o ilegible: no solo si está doblada o rota, sino que si no es legible por la lluvia, el barro o las hojas de los árboles que puedan cubrirla durante fenómenos climatológicos como los propios de una DANA, como las lluvias intensas, puede convertirse en motivo de sanción de 200 euros. En el caso de que se identifique que la placa de matrícula se ha manipulado la sanción ascenderá a 6.000 euros y la detracción de 6 puntos del carné de conducir.

- Mal uso de los intermitentes: no usar los intermitentes al realizar una maniobra al volante es una infracción sancionable con 200 euros de multa, mientras que no utilizarlos correctamente (no usarlos con la antelación suficiente, señalizando el lado equivocado o desactivar el intermitente durante la maniobra completa, por ejemplo durante un adelantamiento) supondrá una sanción de 80.