https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Renault, Nissan y Mitsubishi invertirán 23.000 millones en electrificación y plataformas comunes

N. S. Madrid

La alianza entre los fabricantes automovilísticos Renault Group, Nissan Motor Co., Ltd. y Mitsubishi Motors Corporation, ha presentado su hoja de ruta común de cara al año 2030 basada en vehículos eléctricos puros y movilidad inteligente y conectada, compartiendo inversiones buscando el beneficio de sus tres empresas miembro y de sus clientes. De hecho, han desarrollado una metodología de 'diferenciación inteligente' que define el nivel deseado de similitud para cada vehículo, integrando varios parámetros de posible puesta en común, como plataformas, plantas de producción, motores o segmento de vehículo. Esto se complementa y potencia con un enfoque más estricto del diseño y la diferenciación de la carrocería. Por ejemplo, la plataforma común para el segmento C y D se montará en cinco modelos de tres marcas de la Alianza (Nissan Qashqai y X-Trail, Mitsubishi Outlander, Renault Austral y un próximo SUV de siete plazas).

Fortaleciendo este proceso, las tres marcas mejorarán el uso de plataformas comunes en los próximos años del 60% actual a más del 80% de sus 90 modelos combinados en 2026. Esto permitirá que cada empresa profundice su enfoque en las necesidades de sus clientes, en sus mejores modelos y mercados principales, al mismo tiempo que se extienden las innovaciones en toda la Alianza, a un menor coste. En este contexto, Mitsubishi Motors reforzará su presencia en Europa con dos nuevos modelos, entre ellos el Nuevo ASX basado en los best-sellers de Renault.

«Entre los líderes automovilísticos del mundo, la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi es un modelo único y demostrado. Durante 22 años, hemos estado construyendo sobre nuestras respectivas culturas y fortalezas siempre en búsqueda del beneficio común», ha afirmado Jean-Dominique Senard, presidente de la Alianza, durante la presentación de esta hoja de ruta común. «Hoy, la Alianza está acelerando para liderar la revolución de la movilidad y ofrecer más valor a los clientes, a nuestra gente, a nuestros accionistas y a todos nuestros inversores. Las tres empresas miembro han definido una hoja de ruta común hacia 2030, compartiendo inversiones en futuros proyectos de electrificación y conectividad. Estas son inversiones masivas que ninguna de las tres empresas podría hacer sola. Juntos, marcamos la diferencia para un futuro nuevo y global sostenible; la Alianza conseguirá la neutralidad de carbono en 2050», ha añadido.

Cinco plataformas EV comunes

Renault, Nissan y Mitsubishi han sido pioneros en el mercado de los vehículos eléctricos, con más de 10.000 millones de euros ya invertidos en el campo de la electrificación. En los principales mercados (Europa, Japón, EE. UU., China), 15 plantas de la Alianza ya producen piezas, motores y baterías para 10 modelos eléctricos que circulan por las calles, con más de 1 millón de automóviles eléctricos vendidos hasta el momento y 30.000 millones de e-kilómetros recorridos. Sobre la base de esta experiencia única, la Alianza está acelerando con una inversión total adicional de 23 .000 millones de euros en los próximos cinco años en electrificación, lo que conducirá a 35 nuevos modelos eléctricos para 2030.

El 90% de estos modelos se basarán en cinco plataformas VE comunes, que cubren la mayoría de los mercados, en todas las regiones principales:

-CMF-AEV, la plataforma más asequible del mundo, es la base del nuevo Dacia Spring.

-KEI-EV (vehículo mini) plataforma base para los vehículos eléctricos ultra compactos.

-LCV-EV Family, familia de plataformas para clientes profesionales, como base para Renault Kangoo y Nissan Town Star.

CMF-EV, la plataforma global y flexible para vehículos eléctricos. Estará en las carreteras en unas pocas semanas como base para el crossover Nissan Ariya EV y Renault Megane E-Tech Electric. La plataforma CMF-EV, con sus innovaciones tecnológicas y el potencial que ofrece su modularidad, es una plataforma de referencia para una nueva generación de vehículos eléctricos de los socios de la Alianza. La plataforma ha sido creada para integrar y optimizar todos los elementos específicos de un sistema de propulsión 100% eléctrico, albergando un nuevo motor de alto rendimiento y una batería ultrafina. En 2030, más de 15 modelos se basarán en la plataforma CMF-EV, con hasta 1,5 millones de automóviles producidos en esta plataforma al año.

CMF-BEV, la plataforma eléctrica compacta más competitiva del mundo, que se lanzará en 2024. Ofrece hasta 400 km de autonomía; Sus prestaciones aerodinámicas son sobresalientes, ayudando a reducir los costes en un 33% y el consumo de energía en más de un 10% en comparación con el actual Renault ZOE. Será la plataforma de 250.000 vehículos al año bajo las marcas Renault, Alpine y Nissan. Entre los vehículos se encuentran el Renault R5 y el nuevo eléctrico compacto que sustituirá al Nissan Micra. Diseñado por Nissan y desarrollado por Renault, está previsto que el nuevo modelo se fabrique en Renault ElectriCity: el centro industrial eléctrico en el norte de Francia.

Eso quiere decir, estrategia común de baterías, innovaciones revolucionarias en baterías y una capacidad de producción planificada de 220 GWh para conseguir una oferta altamente competitiva y atractiva para todos los clientes. La competitividad es clave, y eso ha llevado a las empresas miembros a una estrategia común de baterías de la Alianza, lo que lleva, entre otros, a la selección de un proveedor de baterías común para Renault y Nissan en los mercados principales.

Asimismo, la Alianza está trabajando con socios comunes para lograr una escala real y asequible, lo que permitirá reducir los costes de la batería en un 50% en 2026 y en un 65% en 2028. Con este enfoque, en 2030, la Alianza tendrá una capacidad total de producción de baterías de 220 GWh destinados a vehículos eléctricos en sitios de producción clave en el mundo. Más allá, la Alianza comparte una visión común para la tecnología de baterías de estado sólido (ASSB). Basándose en su profundo conocimiento y experiencia única como pionero en tecnología de baterías, Nissan liderará las innovaciones en esta área que beneficiarán a todos los miembros de la Alianza.

ASSB tendrá el doble de densidad de energía en comparación con las actuales baterías de iones de litio líquido. El tiempo de carga también se reducirá en gran medida a un tercio, lo que permitirá a los clientes realizar viajes más largos con mayor comodidad, confianza y disfrute. El objetivo es producir ASSB en masa para mediados de 2028 y, en el futuro, alcanzar la paridad de costes con los vehículos ICE al reducir los costes más de 65 dólares por kWh, acelerando el cambio global hacia los vehículos eléctricos. El sistema de gestión de baterías de la Alianza también es de última generación. A diferencia de otros en la industria, la Alianza ha optado por controlar el 100% de su hardware y software, beneficiándose de datos predictivos muy valiosos, que permiten monitorear el estado de salud de la batería y mejorar la tecnología.

Finalmente, y como la movilidad inteligente y conectada son áreas críticas para una mayor innovación compartida en toda la Alianza, bajo el liderazgo de Renault, está desarrollando una arquitectura eléctrica y electrónica centralizada común que converge hacia aplicaciones de software y hardware electrónico para ofrecer los máximos beneficios y un nivel óptimo de rendimiento. Así lanzará su primer vehículo completamente definido por software en 2025. Con este vehículo, la Alianza mejorará el rendimiento 'Over The Air' de sus automóviles a lo largo de su ciclo de vida.