https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Bruno Mattucci: Director general de Nissan Iberia

«En la estrategia de Nissan no entran los híbridos enchufables»

El directivo pide medidas fiscales para acelerar la transición hacia el vehículo 100% eléctrico

PATXI FERNÁNDEZ Madrid

Bruno Mattucci ingresó en Nissan en el año 1993. Ocupó distintas posiciones en posventa, ventas y desarrollo de red hasta que promocionó como director general de Marketing en Italia en 2002. En 2010 fue nombrado director de Comunicación y Marketing para Europa. De 2012 a 2014 fue director general de Nissan en Austria y ese mismo año fue nombrado responsable de Nissan en Italia. Desde el 1 de agosto de 2020 ocupa el cargo de consejero director general de Nissan Iberia. Como máximo responsable de la marca en la península, desde su llegada al cargo ha tenido que hacer frente a problemas como la crisis derivada del Covid-19, y la más reciente falta de abastecimiento de componentes que, al igual que al resto de firmas automovilísticas, está provocando que no se puedan vender tantos coches como demandan los potenciales clientes. Mattucci explica a ABC los planes más inmediatos de la compañía, que pasan por hacer frente al proceso de electrificación, y de la apuesta por el Qashqai, el modelo estrella de la marca.

—¿Cómo están haciendo desde Nissan frente a la crisis derivada del Covid-19 y de la falta de componentes?

—En este contexto de falta de semiconductores que afecta a la producción mundial en Nissan no tenemos claro al 100% cómo vamos a poder desarrollar nuestros nuevos productos. Esperamos que la llamada crisis de los microchips llegue a su final como mucho a mediados del próximo año, y que así se puedan normalizar tanto los procesos productivos como las entregas de vehículos. En cuanto a los lanzamientos previstos, no se ha cancelado nada, aunque ahora el tema es cuándo, pero se realizarán antes o después.

—Esta nueva crisis les ha llegado en pleno lanzamiento de la tercera generación de su modelo estrella, el Qashqai.

—Tenemos mucha confianza en este modelo, que durante muchos años ha sido el modelo más vendido de sus segmento, e incluso en este último año ha superado todas las expectativas que podíamos tener puestas en un coche como este. El nuevo Qashqai nos va a sorprender. es un producto muy afinado, con unos acabados dignos de un segmento 'premium' superior, y además llega ahora como modelo híbrido, dando respuesta a la necesaria transición hacia el coche eléctrico.

—¿No va a haber versión híbrida enchufable?

—Es una opción que en Nissan no barajamos. Los híbridos enchufables solo funcionan bien si disponemos de una infraestructura con la que cargarlos. Y si esa infraestructura existe no tiene sentido, porque igual que puedo cargar un enchufable podría cargar un eléctrico. Hasta que llegue ese momento nosotros vamos a apostar por diferentes sistemas de hibridación.

—¿Cómo van a afrontar entonces la transición al eléctrico puro?

—Vamos a lanzar el nuevo Qashqai y el nuevo X-Trail con la tecnología e-Power. Serán los primeros vehículos con esta tecnología única de Nissan y que no llegará a las demás marcas de la Alianza. En realidad es un vehículo eléctrico, lo que hará que los conductores se vayan adaptando a este tipo de conducción, solo que en vez del enchufe un pequeño motor térmico se encargará de recargar la batería. Este proceso de electrificación continuará con el Juke, que también tendrá su versión híbrida, y está además prevista ya la llegada del Ariya, el primer todocamino 100% eléctrico de la marca con la nueva tecnología de tracción e-4orce 4X4. En los próximos 12 meses todos los crossovers y todocaminos estarán electrificados con soluciones híbridas o e-Power

—La oferta de modelos 100% eléctricos ya es una realidad, pero las ventas siguen sin despegar en España. ¿Qué es lo que falla?

—En Nissan fuimos pioneros en modelos eléctricos con el Leaf, que se ha convertido en toda una referencia. Pero la electrificación es un ecosistema construido sobre la gama de producto y las infraestructuras de carga. Por un lado se deben adoptar medidas fiscales para incentivar y acelerar esta transformación, tal y como sucede en algunos países del norte de Europa, donde gracias a los descuentos y a la reducción de tasas impositivas es más económico actualmente comprar un auto eléctrico que uno térmico. Y eso se refleja en las cifras de ventas. Además la falta de una infraestructura de recarga y la revisión de las etiquetas medioambientales son dos temas tanto políticos como burocrático que impiden avanzar en la electrificación.

—Comenta que con el Leaf Nissan fue una marca pionera en venta de coches 100% eléctricos en España. ¿Dónde están ahora esos primeros Leaf?

—Estamos hablando de coches que se matricularon allá por 2011. En esa década la verdad es que el coche eléctrico era completamente minoritario. Pero es curioso que el comprador de coche eléctrico es un cliente muy fiel, y vuelve a comprar otro coche eléctrico. La mayoría de los primeros Leaf siguen circulando, alguno con más de 300.000 kilómetros. Incluso algunas unidades que se matricularon para prestar servicio como taxi. Además, aunque sus propietarios hayan cambiado de modelo por otro más moderno, lo normal es que ese primer Leaf siga en la familia, y ahora lo usen los hijos, o se mantenga como segundo coche.